Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Asistentes a la instalación del artista plástico Simon Birch en Los Ángeles, pudieron presenciar el momento cuando una chica derrumba las esculturas por intentar tomarse una selfie, como si fuera dominó; 10 piezas fueron cayendo una tras otra al suelo.

Autoridades locales informaron que los daños ascienden a 200 mil dólares y tres esculturas sufrieron daños irreparables, en tanto que la joven mujer que los ocasionó fue dispensada y no tendrá que pagar un solo centavo debido a que se confirmó que se trató de un accidente.

La exhibición consta del trabajo de seis años del artista, quien la realizó con ayuda de personas provenientes de China, Hong Kong, Estados Unidos, Gran Bretaña y Canadá.

La muestra es realizada en 14 pisos que llevan a los asistentes por un viaje a diferentes mundos, batallas, recompensas y termina en la transformación del individuo y un video del mismo artista destruyendo su Ferrari 308 de 50 mil dólares.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *