Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Una mañana de oración y reflexión durante el mes santo islámico del Ramadán culminó en tragedia cuando Nabra Hassanen, de 17 años, salió de la mezquita con sus amistades para comer antes del amanecer y fue atacada con un bate de béisbol.

Las autoridades dijeron que Hassanen murió de los golpes recibidos en el cuerpo después que Darwin Martínez Torres bajó de su auto y atacó al grupo con un bate. La policía dijo que Martínez aparentemente atacó impulsado por la furia al volante, no por el odio religioso, al acercarse en su auto al grupo de adolescentes que caminaban por una calle del suburbio de Washington.

La policía dijo que se produjo un altercado entre Martínez y un joven del grupo de Hassanen que andaba en bicicleta, Añadió que no han hallado pruebas de que fuera un crimen motivado por el odio.

Las autoridades reportaron que Martínez Torres atacó a otra mujer, una semana antes del asesinato de Nabra Hassanen.

La mujer reportó que Martínez la atacó sexualmente e intentó ahorcarla, pero no quiso presentar cargos en contra de él.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *