Publicado en ACAYUCAN, Destacado, Principal.

VIRGILIO REYES / ACAYUCAN.- Con todo y que no se permite en México  que e maíz transgénico sea sembrado, la población si consume maíz transgénico a través de derivados en productos que se consumen como son jarabes y otros, sin embargo el daño negativo por su ingesta no está comprobado.

José Ángel Contreras Carreras presidente de la Unión Estatal de Productores de Maíz de la CNC, hizo mención que si llegara a dar la autorización el maíz criollo está garantizado su preservación en el banco de germoplasma.

“El maíz transgénico podría generar daños en la salud, pero no hay daños científicos que lo demuestren, en el país no tenemos la autorización para producirlos; pero si podemos importarlos, los que estamos aquí si los comemos, en diversos productos que consumimos que tienen derivados de maíz. Lo que hay es una presunción de algunas organizaciones que en un futuro podría descubrirse que habría un daño. Pero también nos dicen que se pondría en riesgo el maíz endémico que es oriundo de México, el sembrar maíz transgénico podría dañar la flora, pero el maíz endémico está protegido el banco de germoplasma”, dijo Contreras Carreras.

Dijo que en cuanto a la producción y consumo existen contrastes, pues mientras se sigue importando el maíz amarillo en su mayoría de Estados Unidos; en México la producción de maíz blanco rebasa al consumo y por lo tanto se exporta.

“Es el maíz amarillo que se importa que llega de los Estados Unidos, la industria pecuaria del país manda  país, Veracruz puede ser importante comercializador de maíz. Un 95% o más del maíz que se importa es maíz amarillo americano, pero México exporta maíz blanco, en el país se consume maíz blanco para el consumo humano, tenemos un importante importación de maíz amarillo. Producimos más maíz blanco de lo que consumimos, por eso exportamos a Venezuela”, añadió Contreras Carreras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *