Publicado en ACAYUCAN, Destacado.

Luego de haber solicitado un «ray» al chofer que conducía la camioneta de la Regidora Martina Pascual López del municipio de Acayucan, el ciudadano Ángel Ramos Hernández murió la tarde noche del domingo, esto tras haber caído de la unidad en movimiento.

 

Ángel Ramos Hernández de 51 años de edad, venía de presenciar un partido de fútbol, cuando junto con su esposa solicitaron el típico aventón a la regidora séptima del Ayuntamiento de Acayucan, Martina Pascual López, donde el chofer de la edil amablemente accedió, sin imaginar que encontraría la muerte, pues metros más adelante este hombre cayó de la unidad por lo que fue atendido de inmediato por paramédicos.

 

El señor Ramos Hernández era conductor de la unidad de taxi 1125 de este municipio de Acayucan, el cual resultó con traumatismo craneoencefálico severo, lo que lo llevó a la muerte.

 

Ante la terrible escena, su esposa quien prefirió omitir sus generales no podía creer lo ocurrido, ya que se lamentaba el haberse subido a la camioneta de la muerte, pues para ella todo ocurrió en cuestión de minutos.

 

El cuerpo aún con vida fue trasladado a la clínica particular del Metropolitano, sin embargo minutos más tarde, le notificaron a la señora que su esposo había fallecido.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *