Publicado en ACAYUCAN, Destacado, Principal.

Habitantes de la comunidad de Dehesa culparon a Petróleos Mexicanos (Pemex) de desatender la contaminación que se originó en el arroyo de Michapan y esto provocó un brote de salpullido hasta ahora en por lo menos 10 pequeños, quienes acudieron unos de los arroguemos cercanos al afluente contaminado y se vieron perjudicados.

El derrame de combustible tiene más de 10 días, sin embargo nunca fue controlado por Pemex lo que llevó a que se diera una serie de inconformidades por parte de pobladores de San Miguel en donde se presentó el daño.

Los menores son los más afectados por el salpullido, al irse a bañar a los afluentes a  onde fue a parar el combustible que se derramó en la comunidad de San Miguel esto debido a la fuga que ocasionaron chupaductos.

Los pobladores desconocían la magnitud de la contaminación, pero también hicieron caso a las recomendaciones que se hicieron por la contaminación que se dio en el afluente, pues por la corriente el combustible derramado quedó en los márgenes del arroyo y esto llevó a que se diera mayor afectación a quienes viven en rancherías en donde cruza el afluente.

Ya se pidió la intervención de las autoridades de salud para que de esta manera, se descarte cualquier riesgo pues el agua del arroyo Michapan, también es utilizada para riego en cultivos, así como también para el consumo del ganado en su mayoría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *