Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

El nuevo ministro de Relaciones Exteriores de Colombia, Carlos Holmes Trujillo, anunció hoy el retiro de su país de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), como parte de los nuevos lineamientos de política exterior del presidente Iván Duque.

“Estamos en un proceso de consultas con otros países como Perú, Argentina y Chile, que aparentemente desearían tomar el mismo rumbo”, explicó el canciller, quien precisó que si los otros gobiernos no se suman a la iniciativa, Colombia lo hará de forma individual.

En su primera conferencia de prensa, Trujillo anunció que enviará la nota diplomática una vez se termine con el proceso de consulta que realiza a otros gobiernos de la región y subrayó que “si se consolida a raíz de esas consultas una decisión similar, actuaremos en conjunto”.

“Si esto no sucede, de todas maneras Colombia denunciará el tratado constitutivo y nos retiraremos”, enfatizó el nuevo jefe de la diplomacia colombiana.

En abril pasado, Brasil, Argentina, Colombia, Chile, Perú y Paraguay anunciaron que suspenderían sus actividades en Unasur hasta que se nombre un nuevo secretario general, pero lo que busca Colombia es un retiro masivo de este bloque sudamericano.

Uno de los asuntos de mayor controversia dentro de Unasur, es la crisis política, económica y social de Venezuela, que para Colombia la responsabilidad es del gobierno del presidente Nicolás Maduro.

En cuanto a Venezuela, Trujillo señaló que Colombia como firmante de la Carta Democrática Interamericana buscará una “gran coalición democrática internacional que actúe de manera coordinada y eficaz”.

Ello, “con el fin de que el hermano pueblo de Venezuela, pueda escoger en procesos libres, transparentes y con plenas garantías el gobierno que desee tener”.

Colombia también va liderar, con países afines, el Grupo de Lima, creado en Perú el 8 de agosto del 2017 con el objetivo de buscar de manera conjunta una salida a la crisis de Venezuela.

El Grupo de Lima exige la liberación de los presos políticos, pide elecciones libres, ofrece ayuda humanitaria y critica la ruptura del orden institucional en el país sudamericano.

La declaración fue firmada por 12 países: Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay y Perú. Después se sumaron Guyana y Santa Lucía. También fue avalada por Barbados, Estados Unidos, Granada, y Jamaica.

En cuanto a la creciente migración venezolana, que está por encima del millón de personas, Colombia pedirá la creación de un Fondo Humanitario de Emergencia Internacional y solicitará a Naciones Unidas un enviado especial para atender este fenómeno.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *