Publicado en Destacado, NACIONAL.

Comienza la época de lluvias y con ella el desperdicio de agua.  Cifras señalan que cada año, México recibe mil 489 millones de metros cúbicos de agua en forma de precipitación, sin embargo, el 70 por ciento nunca se aprovecha.

De acuerdo con la Comisión Nacional del Agua (Conagua), en los meses de junio a septiembre se registra el mayor número de precipitaciones.

El 21 por ciento de esta agua escurre por ríos o arroyos; cinco por ciento se infiltra de manera natural para recargar los mantos acuíferos, pero en zonas urbanas como es el caso de la Ciudad de México, el 50 por ciento se evapora y 20 por ciento se va al drenaje.

Para evitar el desperdicio de agua pluvial, algunos países como Estados Unidos han modificado sus normas de construcción para crear las llamadas calles verdes.

Las principales características de las calles verdes incluyen extensiones de vegetación en las banquetas, cunetas verdes, jardineras especiales con materiales pétreos y pavimentos permeables capaces de captar el agua y filtrarla al subsuelo.

La buena noticia es que este tipo de construcciones poco a poco comienzan a emerger en algunas de las calles de la Ciudad de México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *