Publicado en Comentarios, Destacado.

El peso mexicano y otras monedas latinoamericanas continuarán operando tranquilas esta semana en la medida que se sostengan los avances en la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y de las fuerzas políticas moderadas en Brasil antes de las elecciones presidenciales de octubre.

El peso mexicano logró estabilizarse en torno a 18.5 unidades por dólar. El secretario mexicano de Economía dijo que ve “muy buenas probabilidades” de que su país y Estados Unidos puedan resolver temas clave en las conversaciones para modernizar el TLCAN.

Por su parte, Rodolfo Navarrete, economista en jefe en Vector Casa de Bolsa, dijo que “en el corto plazo el peso mexicano se puede mover en un rango acotado de entre 18.0 y 19.0 por dólar dependiendo de las noticias sobre la política comercial de Estados Unidos y la política monetaria”.

En la apertura, el peso mexicano se depreciaba el lunes, en línea con otras monedas de países emergentes, ante un fortalecimiento del dólar en medio de un incremento en la tensión comercial entre Estados Unidos y China, las dos mayores economías mundiales.

La moneda local cotizaba en 18.6050 por dólar, con una baja del 0.25% frente a los 18.5575 del precio referencial de Reuters del viernes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *