Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

El Gobierno de Estados Unidos está esforzándose por reunir a familias inmigrantes separadas en la frontera con México y sólo cerca de la mitad de los niños menores de 5 años regresará con sus padres para la fecha límite de este martes, fijada por un tribunal federal, explicó a un juez un abogado del Estado.

El mes pasado, el juez Dana Sabraw ordenó al Gobierno que reúna para el martes al centenar de niños que tiene menos de cinco años, mientras que el plazo para los más de 2 mil restantes de mayor edad fue fijado para el 26 de julio.

Sarah Fabian, abogada del Departamento de Justicia, afirmó el lunes que 54 menores de cinco años serán reunidos con sus padres para esa fecha y agregó que la cantidad podría aumentar dependiendo de la revisión de los historiales.

El resto de los padres ha sido deportado, no superó una revisión del historial delictivo, no fue capaz de demostrar que son los progenitores o han sido puestos en libertad y los agentes migratorios no han podido contactarlos, señaló Fabian.

Los pequeños fueron separados en cumplimiento de la política de “tolerancia cero” del presidente Donald Trump, que abogaba por el procesamiento de las personas que crucen la frontera de manera ilegal. Las separaciones ocurrieron desde principios de mayo hasta que Trump puso fin a la práctica el mes pasado ante la ola de críticas.

Trump ha tomado medidas drásticas contra la inmigración ilegal, una parte clave de su campaña presidencial en 2016.

El juez exigió al Gobierno que presente un recuento detallado del proceso de reunificación y programó una audiencia para el martes a las 11:00 hora local (18:00 GMT).

Lee Gelernt, un abogado de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, por su sigla en inglés), que presentó la demanda, dijo creer que el Gobierno no está cumpliendo con la orden de reunificación.

“Es preocupante que haya niños y padres que no están en algún tipo de sistema de seguimiento del Gobierno”, señaló tras la audiencia judicial. Asimismo, agregó que grupos sin fines de lucro están intentando hallar a los padres que el Ejecutivo no ha logrado contactar, que son en su mayoría de El Salvador, Guatemala y Honduras.

También puso en duda que la lista gubernamental de niños menores de cinco años sea precisa. No obstante, Gelernt agregó que cree que el Ejecutivo ha dado pasos “significativos” en las últimas 48 horas para reunir a los padres con sus hijos, y calificó el esfuerzo como “un borrador para avanzar con las más de 2 mil familias restantes”.

Fabian le dijo al juez que una vez que los padres y los niños se reúnan, probablemente serían liberados de la custodia de inmigración. Un acuerdo legal que data de la década de 1990 sólo permite al gobierno detener a niños en centros para adultos durante un breve período.

Gelernt comentó que a la ACLU le preocupa que los padres salgan a la calle sin dinero en una ciudad desconocida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *