Publicado en Destacado, NACIONAL.

Una regla en el mundo de la investigación paranormal es sospechar siempre que un fantasma se vea de una forma demasiado clara y nítida. El caso de hoy no es una excepción.

Hace dos días, este vídeo se hizo viral. En él, un guarda de seguridad está vigilando un centro comercial en Brasil de noche. Son las 2:30 de la madrugada cuando enciende la cámara para grabar “algo” que ya apareció esa misma semana.

Ese “algo” parece el fantasma de un niño que asciende por unas escaleras mecánicas apagadas. Se ve muy bien. DEMASIADO bien. Al final del vídeo, el hombre huye despavorido.

Pocas horas después, se descubrió la verdad de todo este asunto: el vídeo forma parte de una campaña de marketing para promocionar una nueva atracción para el centro comercial, una especie de Casa del Terror.

Si los fantasmas, sean lo que sean en realidad, fueran tan fáciles de ver, no estaríamos dudando de su existencia ni habría tanto debate al respecto. Si realmente son una transformación de energía latente, residual, lo normal es que sus apariciones sean difusas, sutiles o directamente invisibles. Por eso muchos de estos avistamientos tan claros acaban siendo un montaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *