Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

El depuesto primer ministro de Pakistán, Nawaz Sharif, fue condenado hoy a 10 años de prisión y al pago de una multa de 10.6 millones de dólares por un tribunal que lo declaró culpable en un caso relacionado con la compra de apartamentos de lujo en Londres.

El histórico veredicto podría pesar sobre su partido Liga Musulmana de Pakistán (PML-N) y mermar sus posibilidades para las próximas elecciones generales que celebrará el país, ya que la hija del exmandatario, Maryam Nawaz, es candidata y también fue condenada en el mismo caso.

El juez Muhammad Bashir, del Tribunal de Rendición de Cuentas, leyó este viernes el veredicto sobre el caso que se relaciona con la propiedad de cuatro apartamentos en el exclusivo vecindario de Park Lane, en Londres, por el cual Nawaz Sharif fue destituido del cargo en julio del año pasado.

En 2016, una filtración del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación de 11.5 millones de documentos legales -llamados “Papeles Panamá”- mostró que la familia Sharif había asegurado un préstamo de 13.8 millones de dólares en 2007, utilizando los apartamentos como garantía.

El Tribunal Supremo de Pakistán ordenó al organismo de control anticorrupción iniciar un proceso en contra de él y de su familia.

El destituido primer ministro paquistaní, éste fue condenado a 10 años de encarcelamiento por poseer activos más allá de los ingresos conocidos y un año más por no cooperar con la Oficina Nacional de Rendición de Cuentas (NAB, por sus siglas en inglés).

Las dos sentencias se ejecutarán al mismo tiempo, lo que significa que el exgobernante estará 10 años en prisión, de acuerdo con reportes del periódico paquistaní The Dawn.

El tribunal dictó siete años de cárcel a Maryam Nawaz por complicidad luego de que se la encontrara “instrumento en la ocultación de las propiedades de su padre” y un año por no cooperar con la NAB, sentencias que también se ejecutarán simultáneamente.

Según el veredicto, ella “ayudó, instigó, intentó y actuó en conspiración con su padre”, además de que “las escrituras de fideicomiso producidas por la acusada fueron encontradas falsas”.

El yerno de Nawaz Sharif, el capitán retirado Safdar, recibió un año de cárcel, también por no cooperar con la NAB, dice el veredicto, en el cual también se ordena que los apartamentos sean confiscados y entregados al gobierno paquistaní.

“Hoy, el veredicto de la corte anticorrupción ha dejado en claro que estos activos, los apartamentos de Avenfield, fueron adquiridos a través de medios corruptos”, dijo el fiscal Sardar Muzaffar Abbasi a los periodistas fuera de la sala del tribunal.

La hija de Sharif, Maryam, también líder política que ha asumido un papel cada vez más en la vanguardia del partido, participó en la propiedad de una serie de compañías offshore, en cuyo nombre se conservaron las propiedades.

Ahora, con el dictamen de la corte Maryam está descalificada para presentarse como candidata en las elecciones generales de julio en Pakistán.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *