Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Un ex integrante de la marina tailandesa, que apoyaba como voluntario, se quedó sin oxígeno y murió, luego de llevar provisiones a los niños atrapados en una cueva inundada del norte de Tailandia, confirmó el jefe de los comandos de la Marina, Apakorn Yookongkaew.

Informó que el socorrista perdió el conocimiento en el camino de vuelta tras dejar entregar las provisiones, pese a que su compañero de buceo intentó ayudarle.

Explicó que el rescatista laboraba como voluntario durante una misión nocturna y destacó que la muerte del voluntario demuestra que en el operativo de rescate existen riesgos en cualquier momento y eso es parte del trabajo.

Cabe señalar que las autoridades informaron que al momento se han extraído un total de 130 millones de litros de agua de la cueva, el equivalente a 50 albercas olímpicas, que se han regado en campos de arrozales de la zona, lo cual pese a arruinar la cosecha de los campesinos, los satisface al considerar que ha sido por una buena causa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *