Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, abrió este viernes el palacio presidencial del Elíseo para ver el partido de cuartos de final del Mundial Rusia 2018 Uruguay-Francia, con 300 jóvenes deportistas, con los que no dudó en sentarse junto a ellos en la hierba del palacio.

Las fotos difundidas en las redes sociales permiten ver al mandatario acompañado por jugadores de clubes de fútbol de la región parisina, y de institutos de barrios desfavorecidos.

En camisa y corbata, pero sin chaqueta, y tras haber recibido en la sede de la Presidencia al emir de Catar, Tamim bin Hamad al Zani, el mandatario, confeso hincha del Olympique de Marsella, vio el partido de los cuartos de final del Mundial en una pantalla gigante instalada expresamente para la ocasión.

Francia  se convirtió en la primer semifinalista del Mundial de Rusia 2018 tras imponerse este viernes a Uruguay en Nizhny Novgorod por 2-0 con tantos del madridista Raphael Varane y del atlético Antoine Griezmann.

Raphael Varane adelantó al conjunto de Didier Deschamps a los 40 minutos al rematar de cabeza un lanzamiento de falta de Griezmann, que sentenció el encuentro a los 61 con un disparo desde fuera del área que se le escapó al meta uruguayo Fernando Muslera.

Francia se enfrentará en la semifinal al vencedor del encuentro Brasil-Bélgica el próximo martes en San Petersburgo (21:00 hora local/18:00 GMT).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *