Publicado en Destacado, NACIONAL.

Alfonso Durazo, designado para dirigir la Secretaría de Seguridad Pública en el gabinete de Andrés Manuel López Obrador, expuso en la mesa de ‘Despierta con Loret’ la estrategia de seguridad del próximo Gobierno y aseguró que combatirán la corrupción para cortar el círculo vicioso de impunidad y violencia.

Dijo que lo primero es poner orden y combatir la corrupción en el Gobierno, en paralelo, poner orden en los cuerpos de seguridad. Argumentó que no hay crimen organizado que no vaya de la mano de la protección policial o la protección de algún alto funcionario.

Respecto a los señalamientos sobre su trayectoria, Alfonso Durazo dijo que conoce muy bien la administración pública y que, hasta ahora, han pasado los grandes policías del país por ese cargo “y ellos son los que han dejado este desorden”.

Señaló que mientras la seguridad se vea como una cuestión policiaca “vamos a fracasar” y que se debe ampliar la visión para atender las causas profundas que generan la inseguridad. Eso, dijo, obliga al diseño de políticas públicas que trasciendan la capacidad de una formación policial. Alfonso Durazo aclaró que a la cabeza de los cuerpos de seguridad habrá policías.

Respecto a la amnistía, dijo que se debe llamar ley de amnistía porque no será una decisión unilateral del presidente, tendrá que ser aprobado por el Congreso. Reveló que está de acuerdo con la propuesta y la idea de la justicia transicional para un proceso de pacificación.

-¿Eso incluye negociar con el Cártel Jalisco Nueva Generación?, ¿sentarse con delincuentes?

No incluye eso”, respondió, y agregó que se convocará un proceso de reflexión nacional que inicia con la opinión de las víctimas y se contempla invitar a figuras internacionales en la defensa de derechos humanos, hasta llegar a la sociedad en general.

Cuestionado sobre cuándo regresarían los soldados a los cuarteles, Durazo dijo que “no podemos ser ingenuos” y la única manera responsable de sacar al Ejército de las calles es capacitar a los cuerpos de seguridad.

Explicó que habrá un programa emergente de capacitación para duplicar la profesionalización en un año y en tres años podría haber un retiro relevante de los militares.

Sobre cuándo podría mejorar la seguridad, Alfonso Durazo señaló que es paulatino, porque no se llegó a esta situación de un día para otro y no se resolverá de un día para otro, pero se sentirá de inmediato que la corrupción se combatirá de tajo.

Dijo que harían un corte a los cien días, otro a los seis meses y otro a los tres años, consideran que, para la mitad del sexenio de López Obrador, su estrategia de seguridad habrá rendido resultados totales. Así, dijo, los tres años restantes serán para consolidar esa estrategia y dejar un país pacificado en el 2024.

Cuestionado respecto a si han considerado abrogar la Ley de Seguridad Interior, dijo que por estrategia política preferían esperar a que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) se pronuncie sobre ella y que esperan que la Corte escuche “el rugido nacional” al respecto.

-¿Propondrían modificación al sistema de justicia penal acusatorio?

Sí, en el rugido nacional hay muchas cosas”.

Alfonso Durazo agregó que la maximización o severidad de la pena no es el problema, sino la impunidad. Consideró que, si se combate la impunidad, será efectiva la aplicación de las sanciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *