Publicado en Destacado, NACIONAL.

La reunión con el presidente Enrique Peña Nieto se realizó de manera cordial y amistosa, en la que se trataron diversos temas que tienen que ver con la transición del gobierno, lo que refleja que se pone por delante el interés general por encima de las diferencias, afirmó el virtual ganador de la elección presidencial, Andrés Manuel López Obrador.

Luego del encuentro que duró casi una hora y 45 minutos en Palacio Nacional, el candidato de la coalición Juntos Haremos Historia, indicó en conferencia de prensa que ambas partes expresaron su compromiso de que habrá una transición sin sobresaltos para garantizar la paz y la tranquilidad en este proceso.

En el salón Tesorería de este recinto, dijo que este encuentro “refleja que hay responsabilidad de las partes, que estamos poniendo por delante el interés general, el poder de la nación, independientemente de nuestras diferencias que son notorias”.

“Tenemos que ponernos de acuerdo y actuar unidos cuando está de por medio el país, cuando está de por medio la sociedad, cuando está de por medio el pueblo, que es lo que estamos haciendo”, afirmó López Obrador.

Destacó que el presidente Peña Nieto actuó de manera respetuosa y responsable durante el proceso electoral y reconoció que “las elecciones fueron en lo general libres y limpias”.

Sobre los temas que abordaron en este encuentro, el tabasqueño ratificó su compromiso de mantener la autonomía del Banco de México, “que se va a mantener una política macroeconómica con equilibrios fiscales, que no va a haber injerencia en temas financieros en lo que respecta al intercambio monetario”.

“Autonomía, equilibrio macroeconómico y que continúen los programas en proceso, que no se detenga ninguna actividad y sobre todo que se garantice la paz y la tranquilidad en este periodo de transición”, recalcó.

Expuso que hablaron de temas como el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, el Nuevo Aeropuerto Internacional de México, la reforma energética, el presupuesto y seguridad, pero que llegaron a la conclusión de que a propuesta del mandatario federal, el proceso de transición habrá de iniciar una vez que el Tribunal Electoral federal emita el fallo de presidente electo.

“Vamos a ser respetuoso de las formas, porque la forma es fondo, no hay que precipitarnos, todo a su tiempo. Hicimos el compromiso de actuar de manera conjunta, con mucha unidad y sobretodo en el tema del Tratado de libre Comercio”, apuntó.

Sobre el acuerdo comercial, afirmó que se convino que el equipo de negociación se mantenga y que sus técnicos y especialistas acompañen este proceso, “desde luego, siempre respaldando al gobierno actual de México, al gobierno de México hasta el final, vamos a ser respetuosos del presidente Enrique Peña Nieto, presidente constitucional del país”.

Añadió que se va a mantener el mismo equipo y afirmó que tiene información de que “no lo han hecho mal los integrantes del equipo que está cargo de la negociación del Tratado, me refiero a los secretarios de Relaciones Exteriores y el secretario de Economía del actual gobierno y quienes están ayudando en este esfuerzo”.

“Vamos nosotros a ayudar en este tiempo, con un equipo que va a informarse de lo avanzado y de lo que deba hacerse con el propósito de lograr la firma de este acuerdo”, y confirmó que sostendrá una reunión con el jefe del Departamento de Estado de Estados Unidos, Michael Pompeo, quien visitará el país en los próximos días.

Dijo que muestra de que Peña Nieto tuvo una actitud muy abierta y de cooperación en todos los temas, es que se acordó que el próximo secretario de Hacienda se ponga en comunicación con el actual titular de la dependencia para la elaboración del presupuesto 2019, pues “es un presupuesto que nosotros vamos a ejercer”, por lo que se debe elaborar de forma conjunta.

Andrés Manuel López Obrador indicó que en el tema de la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México acordaron que a partir de que se emita la declaración de presidente electo, sus respectivos equipos habrán de hacer un análisis de lo que más convenga al interés general.

El virtual ganador de la elección presidencial dio a conocer que aceptó la invitación del presidente Enrique Peña Nieto a una reunión de la Alianza del Pacífico, en la que participan Chile, Colombia y Perú, que se llevará a cabo en Puerto Vallarta el próximo 24 de julio, y a la que asistiría ya como presidente electo en caso de que el Tribunal Electoral le entregue la constancia.

Afirmó que el presidente Peña Nieto le planteó que permita que el Estado Mayor Presidencial se encargue de su seguridad, y reconoció que el mandatario actúa en el interés de que se proteja a quien va a ser el jefe del Estado mexicano, a lo que respondió que va a analizarlo y que “fue un buen gesto de su parte”.

Sin embargo, recordó que ha sostenido que a él lo cuida la gente, “que el que lucha por la justicia no tiene nada que temer y quedé en resolver en este tema. No lo tengo resuelto, no lo tengo definido, vamos a seguir así me va a cuidar la gente”.

López Obrador también informó que en su equipo de transición estarán personajes que ya ha adelantado que nombrará como integrantes de su gabinete, y en ese sentido definió que para los asuntos políticos nombró a Olga Sánchez Cordero, Tatiana Clouthier y Julio Scherer Ibarra.

Para los temas económicos, su equipo estará integrado por Carlos Urzua, a quien confirmó como el próximo secretario de Hacienda, y Alfonso Romo, quien será el coordinador de la Oficina de la Presidencia, mientras que la política exterior estará a cargo Héctor Vasconcelos y Marcelo Marcelo Ebrard, y el encargado de Comunicación será César Yáñez.

Como lo hizo durante su campaña, Andrés Manuel López Obrador, reiteró que no tendrá su residencia en Los Pinos y que este inmueble se convertirá en un espacio para las artes y la cultura, y sostuvo que no desaparecerá al Estado Mayor Presidencial sino que se incorporará a la Secretaría de la Defensa Nacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *