Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Más de 300 niños fueron hospitalizados hoy en la central provincia afgana de Parwan, con vómito y fuertes dolores de cabeza, después de deber agua de un río, presuntamente envenenada por desconocidos.

Los menores, estudiantes de la escuela de educación básica de Zarbia, en el distrito de Jabalus Saraj, comenzaron a sufrir de vómitos y fuertes dolores de cabeza, después de beber agua tóxica, de un río cercano, debido a que la comunidad carece del servicio de agua potable.

El subdirector de Educación, Nizamuddin Rahimi, confirmó en declaraciones a la agencia informativa Pajhwok Afghan News (PAN) que más de 300 estudiantes, incluidas niñas, fueron enviados al Hospital Civil de Charikar.

Rahimi aseguró que hombres desconocidos arrojaron una sustancia venenosa en un canal, proveniente del afluente del río Panjsher. “Los escolares habían estado consumiendo el agua del canal el domingo por la mañana”, dijo.

El director del Hospital Civil de Parwan, Khalil Musadiq, confirmó que los estudiantes fueron llevados al hospital para recibir tratamiento médico, aunque no estaba claro qué causó que se enfermaran.

Habibia, una de las estudiantes envenenadas, dijo que ella y sus compañeros enfermaron después de beber agua del canal.

El pasado sábado, 22 estudiantes y seis profesores de una escuela privada enfermaron después de inhalar un olor misterioso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *