Publicado en Destacado, ESTATAL.

El doctora Koncha Pinós en compañía del investigador de neurociencia afectiva, Richard Davidson, informó que se han efectuado estudios clínicos y diferentes ensayos que muestran que  aquellos niños en los que se desarrolló la bondad, tienen  mayores habilidades pro-sociales, son mejores en sus relaciones con el mundo y en sus notas académicas.

Asimismo, señaló que de acuerdo a estudios, se sabe que fomentar la bondad en los niños provoca mayor neuroplasticidad, es decir, se aumenta la facultad que tienen las neuronas para regenerarse.

Aseveró que existen diversos ejercicios que tienen que ver con la respiración y la concentración que fomentan el desarrollo de la bondad,  que es la cualidad de ser bueno.

“Podemos hacer unas practicas muy sencillas, por ejemplo, podemos empezar meditando y llevando en nuestro corazón aquellas personas que más queremos, aquellas personas que están más cerca de nosotros, en esas prácticas que nosotros le llamamos las prácticas del desarrollo de la bondad”.

Destacó que fomentar la bondad puede contribuir a combatir problemas sociales como la violencia en el mundo y ayuda a hacer más felices a las personas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *