Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Los votantes de Oklahoma, una de las entidades más conservadoras del país, aprobaron el uso medicinal de la marihuana al acudir a las urnas de manera masiva, a pesar de una férrea oposición de las corporaciones de policía, y líderes empresariales, políticos y religiosos.

La propuesta 788 que legaliza la marihuana medicinal, fue votada a favor este martes por el 57 por ciento de los electores (505 mil 384) contra el 43 por ciento (383 mil 841).

La iniciativa impulsada por activistas desde hace más de dos años, legaliza el cultivo, venta y uso de la marihuana con fines medicinales.

La ley propuesta no establece condiciones de calificación, lo que permitiría a los médicos autorizar su uso para una amplia gama de dolencias, un hecho que generó una férrea oposición, particularmente por parte de las autoridades.

La iniciativa permitiría a un paciente recibir una licencia de dos años para el uso de marihuana medicinal, que le permitiría poseer hasta ocho onzas (22 gramos), seis plantas maduras y seis plantas de semillero, junto con comestibles y formas concentradas de la droga.

La gobernadora Mary Fallin dijo que temía que la propuesta esencialmente legalizaría la marihuana recreativa y dejó entrever la posibilidad de convocar a la legislatura estatal para una sesión especial a fin de establecer un marco regulatorio para el medicamento.

La iniciativa en Oklahoma es la propuesta sobre marihuana en una boleta estatal en 2018, con elecciones programadas para este año en Michigan y Utah. Los votantes de Arkansas legalizaron la droga para uso médico en 2016.

Oklahoma se convierte en la entidad número 30 en el país en aprobar el uso médico de la marihuana. El uso recreativo de la droga es legal en nueve entidades.

El grupo denominado “SQ 788 no es medicinal” lanzó un ataque mediático tardío de medio millón de dólares que describió la propuesta como un plan para legalizar el uso recreativo de la droga bajo la apariencia de atención médica.

“Esta es una mala política de salud pública que no se parece a un programa de tratamiento médico legítimo”, dijo Kevin Taubman, expresidente de la Asociación Médica Estatal de Oklahoma y presidente del grupo opositor.

Aunque Oklahoma tiene una reputación de ser un estado conservador, las actitudes han cambiado drásticamente sobre la marihuana en las últimas décadas, especialmente entre los jóvenes, dijo Bill Shapard, un encuestador que ha sondeado a los residentes de Oklahoma sobre el tema durante más de cinco años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *