Publicado en Destacado, NACIONAL.

​En el marco del Día Internacional de la Lucha Contra el Uso Indebido y el Tráfico Ilícito de Drogas, la jefa del Departamento de Prevención y Promoción para la Salud de la Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE) Nº 14 Rosana Gabriela Viola Falcón, reiteró que en todo momento debe prevalecer la condición humana en el tratamiento de las personas que padecen esta enfermedad, sin caer en el estigma y la discriminación.

Refirió que la mayoría son consumidores crónicos, “las drogas más utilizadas son anfetaminas, marihuana sintética y cocaína, además, muchos suelen combinarlas con la ingesta de bebidas alcohólicas”.

“Se disputan los primeros lugares, porque hablando de drogas legales, el tabaco y el alcohol son mucho más frecuentes, aunque por lo regular hay una combinación de drogas y alcohol, lo cual aumenta hasta 40 o 50 por ciento el riesgo de sufrir alguna lesión o intoxicación”, apuntó.

Subrayó que el consumo crónico puede originar patologías como: sinusitis por aspiración de cocaína, cardiopatías, daños renales y en el hígado, alteraciones metabólicas y neurológicas.

Cuando se producen muertes súbitas, éstas se asocian principalmente a arritmias letales o taquicardias por efectos no esperados de las drogas o bien por sobredosis.

Detalló que algunos otros presentan, incluso, crisis hipertensivas, y requieren ser estabilizados antes de proveerles de algún tratamiento, además de suministrarles tranquilizantes para disminuir su ansiedad.

El índice de consumo de drogas en adolescentes era de 14 a 16 años, aunque últimamente esta cifra a cambiado mucho ya que niños entre nueve y 11 años comienzan con el hábito”, señaló la especialista.

De siete a 12 años el niño ya es consciente de que las drogas existen y es el mejor momento para iniciar acciones preventivas. Un aspecto básico es el diálogo, pues los hijos están en una edad en la que no basta sólo con prohibir, requieren una explicación a sus dudas.

Es importante conocer los amigos con los que se rodea, ya que, junto con la familia y los medios de comunicación, éstos son un punto clave en su formación.

La doctora Viola Falcón explicó que cuando se detecta un paciente con adicciones, se debe buscar de inmediato apoyarlo para que abandone el consumo de estas sustancias, a través de los servicios de Trabajo Social y Psiquiatría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *