Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Mujeres iraníes fueron autorizadas para ver a su selección jugar contra Portugal en el Mundial de Rusia en una gran pantalla de un estadio de Teherán, informó la agencia de noticias iraní ISNA, a pesar de una prohibición respaldada por radicales.

Desde la revolución islámica de 1979 en Irán, las mujeres han sido excluidas de asistir a partidos de fútbol masculino, en parte bajo el argumento de que deben estar protegidas de escuchar a los hinchas insultar y maldecir.

“Aquellas personas y familias que han comprado boletos pueden asistir al estadio para ver el partido del Mundial en vivo”, dijo ISNA citando una declaración publicada por la oficina del gobernador de Teherán.

El moderado presidente de Irán, Hassan Rouhani, ha criticado repetidamente la prohibición, pero no logró eliminarla debido a la resistencia de poderosos clérigos radicales.

Es la segunda vez en casi 40 años que las mujeres iraníes pueden ver futbol en el estadio Azadi de Teherán, el más grande de la república islámica con capacidad para 120 mil espectadores.

Las puertas del estadio se abrieron por primera vez desde 1979 a las mujeres hinchas el 20 de junio para el partido del Mundial de Irán contra España, que tuvo la asistencia de cientos de mujeres.

Pero el fiscal general de línea dura de Irán, Mohammad Jafar Montazeri, criticó la medida el domingo y dijo que estaba “avergonzado” de lo que había sucedido en el estadio, informaron medios iraníes.

“Algunas mujeres se quitaron sus pañuelos de la cabeza y comenzaron a cantar y bailar (…) esto es falta de respeto a nuestros mártires y traición de la revolución “, dijo. “Están equivocados si creen que ellos pueden implementar sus políticas satánicas”.

Videos e imágenes publicados en redes sociales mostraron a las hinchas mujeres cantando y agitando la bandera de Irán en el estadio durante el partido del lunes.

“Estoy tan feliz de estar aquí. Es como un sueño hecho realidad”, dijo la estudiante Mona Hosseini, de 17 años, quien fue al estadio con su familia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *