Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Melania Trump, primera dama de Estados Unidos, visita un centro donde son retenidos niños migrantes sin sus padres en la frontera de Texas con México. La primera dama agradeció a los funcionarios destacados en el centro de detención de McAllen por cuidar a los menores, señaló que quería conocer cuál es el proyecto de albergue a largo plazo y preguntó cómo podía ayudar a los niños a reunirse con sus padres.

Estoy aquí para saber de esta instalación, en la que sé que hay niños alojados a largo plazo. Y también me gustaría saber cómo puedo ayudar a estos niños a reunirse con sus familias lo más rápido posible”, dijo Melania.

Ante la presión internacional, ayer por la tarde, el presidente de Estados Unidos firmó una orden ejecutiva que impide la separación de familias, pero también ordena que permanezcan juntas en detención y por tiempo indefinido.

No se sabe aún en dónde estarán detenidas ni bajo qué condiciones. Se desconoce también si será presentado algún recurso legal contra la orden y si algún juez la suspenderá, porque instruye a los abogados del gobierno a solicitar una modificación a un decreto de 1997, llamado Acuerdo Flores que prohíbe al Gobierno federal mantener en detención a niños por razones migratorias, durante más de 20 días, incluso si están con sus padres.

Este jueves, el presidente estadounidense, Donald Trump, dijo que pedirá a su Gobierno que actúe para reunificar a las familias inmigrantes que han sido separadas desde el pasado mes de abril, una situación que afecta a más de 2.300 niños.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) de Estados Unidos puso en vigor hoy la orden ejecutiva del presidente Trump y anunció que a partir de ahora se mantendrá la unidad de las familias migrantes y se buscará reunificar a los menores bajo su custodia.

Se mantendrá la unidad familiar para aquellas familias detenidas cruzando la frontera ilegalmente, y (sus miembros) serán transferidos juntos a la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE)”, se indicó en la declaración oficial.

La CBP señaló, sin embargo que, en cumplimiento de la política de “tolerancia cero”, la Patrulla Fronteriza continuará refiriendo para proceso criminal a aquellos adultos que crucen la frontera de manera indocumentada.

“Para aquellos niños todavía bajo custodia de la Patrulla Fronteriza, estamos reunificándolos con sus padres o guardianes legales, aseguró la agencia dependiente del Departamento de Seguridad Interna (DHS).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *