Publicado en Destacado, NACIONAL.

Elementos de la Policía Federal rescataron un águila real sobre la carretera Guadalajara-Tepic a la altura del kilómetro 34+900, tramo entronque Ameca-San Cayetano, sobre el puente Atizcoa con dirección a Tepic.

El ejemplar se encontraba lesionado, sobre el carril izquierdo de la carretera.

De manera inmediata se le dio aviso a personal de Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), quienes guiaron a los oficiales para el traslado a sus instalaciones para su valoración, atención y recuperación de esta especie protegida y representativa del país.

Personal de Profepa informó que es un rescate inusual debido a que no es época de migración, cuya ruta es de Alaska hacia el centro de país, así mismo refieren tener monitoreado en la zona de Zapopan un sólo ejemplar, confirmándose que se trata de un águila real.

En septiembre de 2017, el presidente Enrique Peña Nieto inauguró el Centro Nacional de Control y Protección del Águila Real en el H. Colegio Militar.

En la ceremonia, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) hizo entrega protocolaria de las instalaciones de la Unidad de Manejo Ambiental (UMA) a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), organismo de la Semarnat que tendrá bajo su resguardo la operación del mismo hasta noviembre del 2018, cuando pasará de manera permanente a responsabilidad de la Sedena.

El titular de la Profepa, Guillermo Haro Bélchez, explicó que el propósito de una UMA es la conservación de la vida silvestre, en este caso del águila real, basada en la técnica de rehabilitación clínica, física y conductual, así como reproducción y reintroducción al medio silvestre, con el fin de coadyuvar a la preservación de la especie.

El Centro abarca 9 mil 672 metros cuadrados y tuvo un costo de 14.9 millones de pesos. Puede albergar a 44 ejemplares de águila real, así como aguilillas cola roja y Harris, entre otras.

Además de representar un emblema nacional, el águila real es una especie catalogada en estado de amenaza tipo “A” dentro de la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SERMARNAT-2010, por lo que se deben tomar decisiones urgentes para su conservación, sostuvo el titular de la Semarnat.

Actualmente se tienen registradas 120 parejas reproductivas y 317 nidos, lo cual representa un incremento significativo respecto del año 2010, cuando se reportaban sólo 70 parejas reproductivas y 117 nidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *