Publicado en Destacado, NACIONAL.

La Iglesia Católica investiga una escultura de la Virgen María en Nuevo México, Estados Unidos, que aparentemente llora lágrimas que huelen a rosas; el hecho fue captado en video.

Los feligreses de la Iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe en Hobbs, Nuevo México, afirman que ocurrió un fenómeno sobrenatural durante la misa del pasado domingo, la estatua de la Virgen María supuestamente derramó un líquido con olor a rosas.

El párroco de la iglesia, el padre José Segura informó que uno de los feligreses le contó lo que había sucedido y que vio como la gente limpiaba la cara de la estatua solo para que el líquido volviera a aparecer.

Desde de lo ocurrido, la iglesia ha permanecido abierta las veinticuatro horas del día para atender a personas que proceden de todo Nuevo México y Texas para ver lo que los fieles llaman un milagro.

El pasado jueves, la Diócesis de Las Cruces de Nuevo México, fue a investigar las lágrimas, para determinar si se trata de un verdadero milagro. El diácono Jim Winder, vicerrector de la Diócesis, explicó que recogieron muchas pruebas, y aunque reconoció que no se puede probar si se trata de un milagro, descartarán todas las explicaciones lógicas y racionales.

Cabe señalar que  la Iglesia Católica ha documentado varias estatuas que supuestamente lloran extrañas sustancias que parecen ser sangre humana, aceite y líquidos perfumados, como son los casos de Siracusa, en Sicilia, Italia, y en Akita, Japón, en donde el hecho incluso fue declarado como un fenómeno real por el propio Vaticano en 1988.

Es importante señalar que los escépticos tienen una visión diferente de lo ocurrido en la iglesia de Hobbs y afirman que hacer una estatua que llora falsa es relativamente fácil, ya que aseguran que se venden kits preparados para provocar este fenómeno; otros incrédulos descartan el hecho asegurando que se trata de un fenómeno puramente psicológico debido a que los testigos están engañados por su propia creencia y caen en un estado alterado de la mente que los autoconvence de algo que realmente no sucede.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *