Publicado en Destacado, NACIONAL.

El presidente de la comisión de vigilancia del Congreso local, Juan Manuel de Unanue Abascal, justificó que la Fiscalía General del Estado  (FGE), tardó poco más de un año para actuar contra Karime Macías Tubillas, pues se estaban recabando las pruebas.

En entrevista, insistió que en 2017, cuando se detectó una bodega en Córdoba con objetos personales del exgobernador y su esposa, y en los que aparecían escritos en los que supuestamente detallaba la forma de operar de la red de empresas fantasmas, no había los elementos suficientes para actuar en su contra.

Al defender el trabajo de la Fiscalía, insistió que el tema no es electorero, como lo acusa la oposición, pues la justicia no se ajusta a los calendarios de la elección local o federal.

Adelantó que una vez que pase el proceso electoral, se darán nuevas órdenes de aprehensión contra exfuncionarios duartistas, responsables del saqueo de las arcas estatales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *