Publicado en Deportes, Destacado, INTERNACIONAL.

Si bien el hecho de clasificar a la Copa del Mundo ya causa ilusión, como lo hizo Egipto y el futbol desplegado dan para aumentar los motivos de destacar en Rusia 2018, aunado al Grupo A en el que se encuentra.

Dice la frase que “la tercera es la vencida” y en territorio ruso los “Faraones” jugarán su tercer Mundial en la historia, curiosamente los tres han sido en Europa, los dos pasados ocurrieron en ambas ediciones celebradas en Italia en 1934, donde fue el primer país africano en estar en una Copa, y en 1990.

En ambos no superaron la fase de Grupos, pero hoy en día cuentan con su estandarte Mohamed Salah, máximo goleador de la Liga Premier de Inglaterra con Liverpool, y eso da esperanzas para soñar en grande y ser una de las sorpresas del magno evento.

Hay materia prima, es el máximo ganador de la Copa Africana de Naciones, cuenta con la experiencia del técnico argentino Héctor Cúper, subcampeón de la Champions League en dos ocasiones con Valencia.

Egipto clasificó a Rusia 2018 tras superar la primera ronda y la definitiva fase de grupos de las eliminatorias de la Confederación Africana de Futbol (CAF).

Situado en el Grupo E, la selección egipcia firmó su pase al Mundial el 8 de octubre de 2017, tras vencer en intenso partido 2-1 Congo, equipo que había empatado a un gol a dos minutos del final, pero en el añadido apareció Salah para darle la victoria a los suyos desde el manchón penal.

Líder con 13 unidades, Egipto dirá presente en Rusia 2018 donde quedó ubicado en el Grupo A, ahí chocará ante Uruguay el 15 de junio, frente a Rusia el 19 de junio y contra Arabia Saudita el 25 del mismo mes.

Si los egipcios mantienen el entusiasmo y Salah sale inspirado podría avanzar en el sector, en el que es favorito Uruguay, ante las debilidades de Arabia y lo gris que se ha mostrado Rusia, pero todo deberá escribirse en el terreno de juego.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *