Publicado en Destacado, ESTATAL.

La renuncia de todos los obispos de Chile revela una crisis que habrá que resolverla, afirmó el obispo de la diócesis católica de Veracruz, Luis Felipe Gallardo Martín del Campo.

“Sí, hay una crisis, desde luego, que habrá que resolverla”.

Luego del escándalo desatado por el presunto encubrimiento de abusos sexuales y que llevó a dimitir a los ministros de culto, señaló que los obispos ahora se ponen a disposición del Papa Francisco para que decida el futuro de cada uno de ellos.

“Posiblemente todos en solidario dicen ‘Santo Padre aquí estamos a su disposición’ (…) Eso es lo que hace uno, yo ya renuncié por motivos de edad y estoy esperando que el Papá diga ya va tu reemplazo”.

Y es que luego de varias reuniones privadas entre el Papa y los obispos para depurar responsabilidades por los casos de abusos sexuales por parte del clero en las últimas décadas, todos los obispos decidieron renunciar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *