Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Policías en Alemania tuvieron que acudir a solucionar una pelea doméstica: entre un hombre y un loro.

Un vecino en la localidad de Loerrach llamó al número de emergencias el lunes para reportar que desde hace rato estaba escuchando gritos en el apartamento de al lado.

Los agentes que llegaron a la escena dijeron que sí había un pleito, pero era entre un hombre de 22 años y un loro.

Cuando el hombre le gritó, el perico también respondió con sonoros ruidos.

La policía dijo que el loro no hablaba pero era capaz de ladrar como perro.

Como nadie resultó herido, los policías se fueron.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *