Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Murió finalmente este jueves el científico, de origen inglés pero naturalizado australiano, de 104 años que viajó a Suiza para someterse a una eutanasia.

David Goodall, de 104 años de edad, murió escuchando compases de la Novena sinfonía de Beethoven, reportó la cadena británica Sky.

De acuerdo con declaraciones de personal de la clínica en la que se realizó el procedimiento de eutanasia,  Goodall falleció en paz por la mañana.

Pese a que no enfrentaba ninguna enfermedad, decidido no seguir viviendo, no obstante, en su país no se practica la eutanasia, que consideraba se trataba de una muerte digna, por lo que viajó a Europa para cumplir su deseo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *