Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

La asesora de la Casa Blanca Kelly Sadler se burlado de la salud del senador republicano John McCain, quien fuera diagnosticado con cáncer cerebral; dijo que su oposición al nombramiento de la candidata del presidente, Donald Trump, para dirigir la CIA no importa porque se va a morir igual.

Las burlas de Sadler ocurrieron durante una reunión a la que han asistido decenas de miembros del personal de la Casa Blanca.

Momentos posteriores, la esposa de McCain, Cindy McCain, respondió en su cuenta de Twitter a las palabras de la asesora: “Déjame recordarte que mi marido tiene familia, 7 hijos y 5 nietos”.

Hay que recordar que el senador, de 81 años de edad, anunció este jueves que no votaría a favor de la confirmación de Gina Haspel, la candidata de Trump para dirigir la CIA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *