Publicado en Deportes, Destacado.

El árbitro del partido Besiktas-Kayserispor dejó atónitos a los integrantes de ambos equipos, por la forma en que derribó a jugadores.

Todo comenzó con una jugada que rebasó el medio campo.

El silbante se interpuso en el camino de un jugador, “bloqueándolo” para dejarlo tendido en la cancha. Siguió el avance y unos metros después, derribó a otro futbolista.

Afortunadamente para el cuadro que defendía, la jugada no culminó a gol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *