Publicado en Columnistas, Destacado.

Sí, a la seguridad

Sin duda que el tema de la seguridad, es la mayor preocupación de los veracruzanos y particularmente de los xalapeños, quienes vieron como en los últimos 10 años se acabaron las noches de tranquilidad, de cuando podías ir a una fiesta o al antro y regresar caminando sin temor a que te ocurriera algo.

Amigos de mi generación, recordábamos hace poco, nuestras fiestas en Tempo Libero, el Bule, en B-42, La Séptima y Octava Estación, y que en ocasiones había que regresar caminando o tomar un taxi que nos dejara en un punto medio, para que todos tuviéramos que retornar a pie a nuestros hogares, y jamás nos pasó nada.

Lamentablemente esos tiempos quedaron en el pasado, y todavía más lamentable es el pleito entre el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares y el alcalde Hipólito Rodríguez Herrero.

Estoy convencido que en este asunto, todas las partes desean lo mismo: más seguridad para los xalapeños, y ni siquiera el pensamiento más bizarro o contagiado por la política piensa de forma distinta.

Entonces ¿qué está pasando en Xalapa? Desde luego aquellos compañeros del medio y gente en general que simpatiza con el PAN acusan a Hipólito Rodríguez Herrero de intolerante, mal alcalde, chairo y que politiza la seguridad en la capital.

Por el contrario, también compañeros reporteros y gente en general que simpatiza con MORENA, acusan al gobernador de querer entrometerse en el municipio, violar la autonomía municipal y de ser él quien politiza el tema de la seguridad.

Lo que es cierto, es que ha faltado mucha comunicación entre ambas partes, y lo real es que todo se debe a la maldita y necesaria política.

Soy un convencido de que el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares desea mejorar el tema de la seguridad en Xalapa, y por ello apostó al tema de las cámaras de videovigilancia, el problema, es que la empresa contratada Comtelsat (por cierto inhabilitada en el 2014 por la Secretaría de la Función Pública), ya instaló los postes en donde se le dio la gana sin una correcta planeación.

Esto originó que el ayuntamiento, a cargo de Hipólito Rodríguez Herrero le pusiera un freno a esos trabajos, pero de igual forma, estoy convencido que el alcalde, desea lo mejor para Xalapa, pero ambos personajes no logran ponerse de acuerdo.

Seguramente a estas alturas, el gobernador ya tiene la información y sobre todo las fotos de que los postes han sido colocados sobre las banquetas en lugares que impiden el paso a los peatones, e incluso sobre el arroyo vehicular complicando aún más la ya deplorable vialidad en la capital.

De igual forma, el alcalde, ya se dio cuenta, de que existe el riesgo de que esas cámaras puedan irse de Xalapa, por una falta de colaboración total entre las partes.

Justo en este punto, es donde la sociedad, los xalapeños en particular debemos exigir a nuestras autoridades que se pongan de acuerdo, que están ahí no para dar show en redes sociales, sino para gobernar y dar resultados. Ojalá surgiera alguien dentro de la sociedad civil, capaz de invitar a las partes a simplemente ponerse de acuerdo y dejar el tema de las elecciones a los partidos políticos y a los candidatos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *