Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Un nuevo casco para la Guardia Suiza, el ejército más pequeño y antiguo del mundo, que tiene como misión proteger al Papa, fue presentado en ocasión del tradicional juramento de mañana de 32 nuevos reclutas y que se celebra cada 6 de mayo en conmemoración del llamado “Saqueo de Roma” (1527), en el que murieron 147 guardias suizos cuando defendían al papa Clemente VI del asalto de las tropas del emperador español Carlos V.

El nuevo casco sustituirá el pesado artefacto de hierro por uno en ligero en plástico PVC elaborado con una impresora 3D. Además de ser más ligero, el nuevo yelmo cuesta la mitad, unos 880 euros, y también se ha incluido el escudo del papa Julio II, que fundo la guardia Suiza y que hasta ahora no figuraba. La impresora 3D de una compañía suiza tarda cerca de 14 horas en acabar uno de los cascos.

Además, ante las nuevas necesidades de seguridad, el pequeño ejército pasará de 110 a 135 unidades. La Guardia Suiza fue creada en 1506, cuando el papa Julio II negoció con los cantones helvéticos el envío de voluntarios para conformar una guardia personal y de su residencia en Roma.

Durante la ceremonia de mañana, los nuevos reclutas jurarán fidelidad al Papa alzando tres dedos de la mano derecha para simbolizar la Trinidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *