Publicado en ACAYUCAN, Destacado, Principal.

VIRGILIO REYES LÓPEZ / ACAYUCAN.- El Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria 2017 que dio a conocer ayer la Comisión Nacional de Derechos Humanos, otorga al Centros de Reinserción Social (Cereso) de Acayucan una calificación reprobatoria, que es la más baja de los 4 centros revisados en estado de Veracruz.

El Cereso de Acayucan, obtuvo una calificación de 5.30 y de los cinco rubros en los que se reprobó alerta la CNDH que las acciones en este centro penitenciario está en crisis como lo está la mayoría de cárceles en el país, pues al menos a nivel local no se garantizan los mínimos derechos para las personas que están recluidos, tal como lo solicitan las estándares internacionales.

En los cincos rubros donde se marca la alerta roja en el Cereso de Acayucan, se establecen 18 puntos que no se cumplen, desde la misma deficiencias en servicios de salud, espacios dignos en baños, el problema de auto y cogobierno, entre otros. La evaluación se hizo el año pasado, aunque después de un largo análisis, la misma CNDH lo da a conocer desde ayer y está al alcance del publico en el link: http://www.cndh.org.mx/sites/all/doc/sistemas/DNSP/DNSP_2017.pdf.

Aunque de los 4 Ceresos evaluados en Veracruz (Amatlán, Coatzacoalcos, Pacho Viejo y Acayucan), se tienen una calificación en general de 6.02; los dos últimos no alcanzaron calificación aprobatoria, es decir es donde mayormente se dieron acciones que violan derechos humanos.

El Cereso de Acayucan mantiene una deficiente separación entre hombres y mujeres; insuficiente de programas para la prevención y atención de incidentes violentos; falta de prevención de violaciones a derechos humanos y de atención e n caso de detección; inexistencia o deficiencia condiciones materiales e higiene del área médica; insuficiencia de personal de seguridad y custodia; ejercicio de funciones de autoridad por parte de personas privadas de la libertad (autogobierno/cogobierno); presencia de actividades ilícitas; deficiencia en la atención a personas indígenas; entre otros puntos.

En cuanto a los puntos aprobado, se encuentran: condiciones materiales e higiene de los talleres y/o áreas deportivas; inexistencia de cobros (extorsión y sobornos); integración y funcionamiento del Comité Técnico; organización y registros para el cumplimiento de plan actividades y vinculación de la persona privada de la libertad con la sociedad.

Es el segundo año consecutivo en que se tiene una calificación baja de acuerdo a lo que expresa el informe de la CNDH, es decir no se ha procurado trabajar en materia de defensa de derechos humanos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *