Publicado en Destacado, NACIONAL.

Eduardo Lozano es un regiomontano amante de los perros que aprovecha cada oportunidad que se le presenta para rescatarlos.

En su cuenta de Twitter narró su más reciente rescate el cual no pudo concretar debido a que el “cachorro” que buscaba ayudar se trataba más bien de un coyote.

“Iba a casa de un amigo que vive muy cerca de las montañas, al norte de la ciudad. En medio de la calle estaba parada una perrita muy flaca que tenía el pelo un poco raro. Pensé que tenía sarna. Siempre traigo una correa en mi auto y premios para que los animales se puedan acercar. Se los ofrecí, pero no se los comía. Así que me fui a comprar un kilo de salchichas, se las aventé y se fue acercando. Pude acariciarla, pero cuando intentaba ponerle la correa, se iba”, platicó después en entrevista telefónica.

Al no poder rescatarlo decidió seguir su camino a casa de un amigo y cuando regresaba volvió a encontrarse con el pequeño animal, pero esta vez un padre y su hija se acercaron para aventarle pollo crudo, descubriendo así que se trataba de un coyote y no de un perro como siempre creyó.

Esta situación le causó gracia por el hecho de haberlo confundido y quererle poner una correa por tal motivo le tomó una foto que compartió junto con su anécdota en su red social, misma que ha sido compartida más de 3.000 veces en dos días.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *