Publicado en Destacado, ESTATAL, NACIONAL.

Entre el 15 y 17 por ciento de las cuentas en redes sociales están a cargo de usuarios “fantasma” o bots, por lo que los especialistas sugieren reflexionar sobre los contenidos que se muestran en las plataformas en el marco del periodo electoral.

Fabián Romo, director de Sistemas y Servicios Institucionales de la Dirección General de Cómputo y de Tecnologías de Información y Comunicación (DGTIC) de la UNAM explicó que los llamados bots no sólo se limitan a engrosar el número de usuarios, sino que también generan “likes” y comentarios que siempre se repiten. “Esto se ha convertido en un negocio”, afirmó.

El especialista de la Universidad Nacional Autónoma de México explicó en un comunicado que los bots existen ya desde hace tiempo como usuarios falsos, y en la mayoría de los casos son creados por empresas dedicadas a vender seguidores.

Asimismo dijo que son programados por las empresas con base en analítica social para estudiar los perfiles y preferencias de la gente, como ocurrió con Cambridge Analytica y el escándalo de Facebook.

El experto sostuvo que los usuarios falsos afectan la credibilidad de las redes sociales, la transparencia y la confianza en lo que se publica, por lo que algunos artistas y políticos limitan o eliminan su participación en las redes sociales.

Recalcó que la alta presencia de bots no sólo existe en Estados Unidos, pues su presencia en temas como el brexit influyeron en la salida del Reino Unido de la Unión Europea; “se sabe que se generaron bots en otros países para incidir en la opinión de los votantes”, aseguró.

Al subrayar que los usuarios falsos son un negocio de anunciantes pagan por tener presencia, el especialista resaltó que es por ello que se debe reducir el riesgo de una credulidad ciega en las redes sociales a través de la educación, con mejor reflexión y mayor conciencia.

“Si bien es difícil dejar de utilizar o ignorar las redes sociales, los usuarios pueden ejercer su criterio, usar otras fuentes de información, comparar y construir su propia idea de los hechos. Eso ayudaría a disminuir la posibilidad de que el proceso electoral en nuestro país se vea influido por agentes externos con intereses propios, como fue el caso en la Unión Americana”.

Mencionó que en México el nivel de penetración de la tecnología y el uso de las redes son distintos a los del vecino del norte, mientras que no todos los mexicanos tienen un teléfono inteligente, y sólo 70 por ciento de la población tiene conexión a Internet de manera permanente.

Sin embargo, aclaró que instituciones como la UNAM “son las principales voces para hacer un llamado a la población, para que no se deje llevar, para que reflexione, piense, compare, y sólo entonces, después de un análisis, tome una decisión, en lugar de ir por el camino fácil de lo que digan 20 bots”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *