Publicado en Destacado, ESTATAL.

El candidato a la Presidencia de México de la coalición “Juntos haremos historia”, Andrés Manuel López Obrador, envió un mensaje de “Amor y paz” al gobernador Miguel Ángel Yunes Linares y le pidió que se serene y se tranquilice.

Desde el corazón de la Alameda Cri-Cri, hubo alrededor de tres mil asistentes que entre vallas y apretujones llegaron escuchar al candidato de la coalición que integran los partidos Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) y Encuentro Social (PES).

Ahí fue donde afirmó que es seguro que ganará la Presidencia: “Y lo vamos a lograr sin violencia, de manera pacífica, por eso aprovecho, a decirle a Yunes Linares, desde Orizaba, que se tranquilice, que se serene, no vamos a caer en ninguna provocación, amor y paz”.

“Ustedes que opinan, haber ¿enfrentamos a Yunes?” -Preguntó, y al unísono se escuchó a la gente gritar: “Nooo”, -¿Verdad que no debemos caer en ninguna provocación?” “Nooo” -Respondieron nuevamente.

“El pueblo es sabio, ustedes me están diciendo todos los días, no se pelee, no se enoje, no caiga en ninguna provocación, no se enganche en ningún pleito, ya la gente sabe de lo que se trata, no les va a servir la guerra sucia, despacito, poco a poquito”, afirmó mientras al fondo la batucada remataba sus palabras con tambores.

Y en algún otro momento de su discurso, también se refirió a la candidatura del hijo del gobernador Yunes, “en Puebla Moreno Valle quiere dejar a su esposa, quiere que quede de gobernadora, y aquí en Veracruz lo mismo, está Yunes de gobernador, y quiere dejar de gobernador a su hijo”.

Preguntó una vez más: “¿Creen correcto que se quiera imponer al hijo de Yunes como gobernador? Nunca ha sucedido en la historia de México, sería una afrenta, una vergüenza para el pueblo veracruzano, por eso tenemos que apoyar a Cuitláhuac”, pidió.

Fue una tarde que amenazaba lluvia, pero no se dejó caer, por el contrario, brindó un clima favorable, ni calor, ni frío, ni agua.

Cuando habló del avión presidencial, dijo que de hecho venderá no solo ese avión, sino toda la flotilla, y añadió que ya se enteró que hay nuevos Jets, “Peña compró seis, cada uno de 1 mil millones de pesos, tienen 118 helicópteros y los utilizan hasta para ir a jugar Golf…”.

Y añadió: “Estoy desde hace ocho días pidiéndole a Peña que cancelen, porque estoy informado, una compra de ocho helicópteros artillados que están adquiriendo al gobierno de Estados Unidos, y suma 25 mil millones de pesos, nosotros no queremos eso, le pido a Peña que cancele esa compra, nosotros no queremos armamentismo, lo que queremos es vivir en paz, y se necesita que ese recurso se destinen al desarrollo, a la educación, a la salud, al bienestar del pueblo de México”.

Y sacó cuentas y comparativo de ese gasto con el presupuesto anual de Orizaba: “Son como 500 millones el presupuesto de Orizaba, osea los ocho helicópteros son 50 años del presupuesto de Orizaba”.

Dijo que en su gobierno habrá disciplina fiscal, no habrá gasolinazos, refirió que no habrá altos sueldos a funcionarios porque esa es la manera en que la mafia del poder tiene a su servicio a los funcionarios.

Se aumentará el jornal para los campesinos, habrá un recto proceder del Presidente, y se reflejará en todo el gobierno y la sociedad, “no voy a vivir en Los Pinos, porque Los Pinos y las 60 hectáreas que comprende van a pasar a formar parte del Bosque de Chapultepec; yo voy a seguir viviendo en mi casa, con mi familia, que es la casa de ustedes”.

“El poder es humildad y solo tiene sentido y se convierte en virtud cuando se pone al servicio de los demás, no me voy a marear, ni andaré con guardaespaldas, no voy a utilizar los servicios del Estado Mayor Presidencial que pasará a formar parte de la Secretaría de la Defensa”, añadió, “y me van a cuidar ustedes, me va a cuidar el pueblo”.

Del avión presidencial reiteró que no se va a subir, “lujosísimo, que costó 7 mil millones de pesos, no voy a ofender al pueblo subiéndome a un avión, como esos pequeños faraones, corruptos y acomplejados, ese avión que no tiene ni Donald Trump que es presumido y tira aceite”.

Acompañado del candidato de la gubernatura Cuitláhuac García Jiménez; de los candidatos a la senaduría, Rocío Nahle García y Ricardo Ahued; de la candidata de la diputación por Orizaba, Corina Villegas; así como del líder del Partido Encuentro Social (PES) Gonzalo Guizar; de Vicente Aguilar del PT, y Manuel Huerta de Morena en Veracruz.

Otros más fueron Julio Scherer Ibarra, en la estructura de defensa del voto, “él es como mi hermano”, dijo. De igual forma presentó al doctor Jorge Alcocer, “próximo Secretario de Salud” en el país.

En su discurso también afirmó que habrá un verdadero cambio, una transformación, “solo ha habido tres, no lo olviden: la Independencia, la Reforma, la Revolución, nosotros vamos a llevar a cabo la cuarta transformación de la vida pública de México”.

Dijo que regresará a Orizaba: “Hago el compromiso de regresar, voy a estar de nuevo en Orizaba, no va a haber ningún problema porque creo que nos van a prestar de nuevo esta alameda, porque voy a venir como presidente electo”, prometió.

Y asentó que junto con Cuitláhuac va a venir a  traer programas de desarrollo para la región, programas, metas y presupuesto por programa, “integral, en cada región, voy a venir periódicamente, vamos a evaluar, a dar seguimiento, para que se cumpla”.

Ahí mismo tomó protesta a los ciudadanos para que cuiden las casillas el día de la elección, “que viva la democracia”; y recomendó “que se vote parejo, por Cuitláhuac García, por Rocío Nahle, por Ricardo Ahued, a senador; Corina Villegas a diputada federal; parejo, no voto diferenciado”.

Para su salida hacia Córdoba, AMLO tardó largos minutos, porque las personas se arremolinaban alrededor del vehículo, desde el cual todavía se despidió con la mano en alto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *