Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Autoridades afganas confirmaron hoy que nueve periodistas se encuentran entre las 29 víctimas que dejó el doble atentado de esta mañana en esta capital, cuya autoría se atribuyó el grupo extremista Estado Islámico (EI).

El Ministerio del Interior confirmó que al menos 29 personas murieron y 49 resultaron heridas, entre ellas muchos periodistas, fotógrafos y camarógrafos, en los atentados de este lunes cerca de la Dirección Nacional de Seguridad (NDS), en el centro de Kabul.

La primera detonación ocurrió alrededor de las 08:00 horas locales (03:30 GMT), en la zona de Shashdarak, luego de que un atacante suicida a bordo de una motocicleta activó los explosivos que llevaba consigo.

Veinte minutos después un segundo suicida en moto se aproximó y detonó su carga explosiva, en medio de decenas de socorristas, que ya atendían a las víctimas, y de periodistas de medios nacionales y extranjeros que cubrían a información de lo sucedido.

“El segundo atacante suicida detonó sus explosivos entre los periodistas y policías que estaban en el área”, afirmó Najib Danish, portavoz del Ministerio del Interior (MoI), según un reporte de la agencia informativa TOLO News.

La Federación de Periodistas de Afganistán (AJF) informó que entre los nueve periodistas fallecidos se encuentran Shah Mari Faizi, fotógrafo de la Agencia France-Presse (AFP)n y Yar Mohammad Tokhi, camarógrafo de TOLO televisión.

En un comunicado, la AJF condenó el atentado y destacó que otros siete periodistas y fotógrafos también fueron lesionados en el atentado, entre ellos varios trabajadores de la agencia de noticias británica Reuters y la televisión árabe Al Yazira.

“El ataque de hoy fue un claro acto de crimen contra la humanidad organizado contra los medios de Afganistán”, indicaron en la declaración funcionarios de la AJF y representantes de los medios de comunicación en el país que visitaron el área del incidente una hora después de ocurrido.

La declaración criticó al presidente afgano Ashraf Ghani, al afirmar que tales ataques, ocurridos dentro de la fortificada “Zona Verde” de Kabul representaban un claro fracaso de su gobierno, informó la agencia de noticias Pajhwok Afghan News (PAN).

La Federación de Periodistas de Afganistán (AJF) advirtió que periodistas y medios afganos presentarán una queja formal ante el Tribunal Penal Internacional (CPI) y el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (ONU) para investigar a fondo el hecho.

En un comunicado, publicado en un sitio islamista, el ala del grupo Estado Islámico (EI) en Afganistán se responsabilizó del doble atentado de esta mañana en Kabul y afirmó que el objetivo era la sede de los servicios de inteligencia afganos “renegados”.

El grupo extremista no da detalles de los atentados, aunque aseguró que fue perpetrado por dos de sus militantes, quienes fueron “mártires” por la causa.

En un mensaje en las redes sociales, el presidente de Afganistán calificó los ataques como un “acto inhumano y brutal” contra civiles, periodistas, y el proceso democrático del país cetro asiático.

Ghani consideró la muerte de los periodistas como un “crimen imperdonable”, haciendo hincapié en la necesidad de reforzar la seguridad y prometiendo la atención inmediata a los heridos, entre ellos siete socorristas y cuatro policías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *