Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Al menos 40 civiles tuaregs murieron por un ataque perpetrado por un grupo de milicianos yihadistas en la provincia de Menaka, en el norte de Mali, informó el gobernador de Menaka, Dauda Maiga.

Explicó que los ataques tuvieron lugar este viernes en la localidad de Awakassa y el jueves en Anderanboucane, donde los muertos son en su mayoría jóvenes.

Advirtió Dauda Maiga que estos ataques parecen que fueron para enfrentar a los tuaregs con los fulanis, grupos que están enfrentados por el control del agua en el desierto.

“Estos ataques son una represalía. Quieren transformar el conflicto en un enfrentamiento entre comunidades”, afirmó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *