Publicado en Destacado, NACIONAL.

El candidato presidencial de la coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador, consideró que para acabar con la corrupción “no hace falta ningún castigo” y que ese fenómeno se terminará “porque el presidente no va a ser corrupto”.

Sostuvo que un gran problema del país es la corrupción y la principal forma en que revertirá la situación será gobernando con el ejemplo.

Aseguró ante sus seguidores en Nuevo León que para terminar con la corrupción “no hace falta ningún castigo severo, exagerado, que viole derechos humanos”.

“Eso de acabar con la corrupción se va a resolver porque el presidente no va a ser corrupto, porque la corrupción se da de arriba hacia abajo”, puntualizó y agregó que cumplirá con todos sus compromisos.

Agregó que al mismo tiempo de que se combatirá la corrupción se terminará con los privilegios en el gobierno, como la atención médica privada para los altos funcionarios públicos.

Destacó que al triunfar se logrará llegar a la que denominó la “cuarta transformación de México”, sin violencia, luego de los periodos históricos de la Independencia, la Reforma y la Revolución por los que atravesó México.

Hizo hincapié en que este cambio se logará tal cual como se denomina la coalición por la cual es candidato, Juntos Haremos Historia, que no es sólo un nombre sino la esencia del movimiento.

Asimismo recordó que durante su administración se apoyaría a jóvenes que estudien preparatoria y universidad con becas, porque “es mil veces mejor tener a los jóvenes estudiando que tenerlos en las calles”.

Finalmente destacó que el desarrollo que se logrará en el país permitirá a las personas poder tener empleo en sus lugares de origen, para conseguir que si quieren migrar lo hagan por gusto, no por necesidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *