Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Un niño, de 9 años de edad, mató a su hermana, de 13, de un disparo luego de que le quitó el control de un videojuego, en el condado de Monroe, en el noreste de Mississippi.

El alguacil Cecil Cantrell confirmó que el incidente ocurrió debido a que la adolescente se negó a darle el control a su hermano, por lo que éste le disparó por la espalda con un revólver.

Detalló que lamentablemente la bala atravesó el cerebro de la joven, por lo cual fue trasladada al Le Bonheur’s Children’s Hospital, ubicado en Memphis, donde finalmente fue declarada muerta el domingo en la tarde.

En tanto que, agregó el alguacil, se investiga el hecho que ocurrió pese a que la madre de ambos menores se encontraba en la casa en el momento de lo sucedido, y analizan la forma en que el niño pudo acceder al arma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *