Publicado en ACAYUCAN, Destacado, Principal.

Productores viven dos realidades en el país; urge reformar leyes agrícolas que permitan lograr la soberanía alimentaria

VIRGILIO REYES LÓPEZ

El campo mexicano es de contraste, pues mientras una parte de productores (zona norte en su mayoría) han conseguido el desarrollo; por lo menos 3 millones están aún en el estancamiento, por ello la Asociación Nacional de Egresados de Chapingo (ANECH) propone que las políticas públicas dejen de ser más asistencialista, y den paso a aquellas que fortalezcan el desarrollo tecnológico, las innovaciones, que las propuesta se enfoque a lo productivo.

Ismael Flores Torres presidente de la (ANECH), hizo mención que la agrupación le apuesta a las políticas públicas para el desarrollo del sector rural para que haya “piso parejo” para todos los productores.

¿Cómo es el campo mexicano desde su perspectiva?

R. Es un sector de contrastes, por un lado tenemos un grupo de empresas y productores con resultados exitosos, agroexportadores, productores de aguacates, de berry, empresas procesadoras de cerveza, de tequila, tenemos un grupo de empresas que están teniendo  éxito, por otro lado tenemos una gran cantidad de productores, pequeños y medianos productores que están teniendo un desarrollo bastante limitado, es ahí en donde se concreta el mayor problema de sector en más de 3 millones y medio de unidades de producción que no tienen los incentivos suficiente para producir mejor, que tienen problemas de productividad, que tienen problemas de comercialización, ese es un sector de productores que más nos preocupa.

¿Cuáles serían los males para el campo?

R. Como país, tenemos un problema hoy muy serio, un tema de seguridad nacional que es la falta de soberanía alimentaria, no hemos sido capaces de definir nuestras propias políticas, nuestras políticas adecuadas para poder producir y poder consumir adecuadamente los bienes que se tienen y son básicos, como el maíz, el frijol, el sorgo, el trigo, el arroz, la carne y la leche, eso que son alimentos básicos, no lo estamos produciendo en suficiente calidad y cantidad y estamos recurriendo a importaciones sobre todo de Estados Unidos, ahí se concentra mayormente el problema.

¿Qué haría falta cambiar en cuantos las políticas públicas?

R. Yo creo que un problema fundamental es de planeación, por otro es un tema que tiene que ver con la seguridad del estado, el estado ha abandonado en gran medida su responsabilidad para con el sector rural, es importante que estado retome su papel, que pueda ser un estado que contribuya junto con los productores y organizaciones a trabajar entorno con la planeación y sobre todo con el presupuesto, necesitamos trabajar una política que le de más certidumbre a los productores, con los países con los que estamos en el Tratado de Libre Comercio tienen leyes agrícolas quinquenales, se define un presupuesto, ahí es donde los gobierno deben de estar participando, que tenga como objetivo la soberanía alimentaria.

¿A qué le apuesta la ANECH?

R. Nosotros como asociación estamos construyendo una propuesta de política pública, estamos proponiendo un programa nacional de Soberanía alimentaria, en esta propuesta estamos integrando todo los elementos que deben de tomarse en cuenta, temas tecnológico, presupuesta, la estamos integrando y la vamos a presentar a todos los candidatos, hasta los independientes de política pública. Se requiere una planeación multianual, reformar el esquema de extensionismo rural, hacerlo más adecuado para las necesidades que tienen los productores, que los subsidios que se enfoquen a aspectos productivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *