Publicado en ACAYUCAN, Destacado, Principal.

++ No pagó en tiempo a los proveedores de servicios quienes decidieron “tomar” las instalaciones como medida de presión y se concretara el depósito de lo adeudado desde hace un año..

 

La empresa denominada Cocinas Industriales Multifuncionales de Calidad (Cimcsa) que surte de alimentos a los están al interior de la Estación Migratoria de Acayucan (EMA), no cumplió con lo pactado en tiempo para efectuar el pago a proveedores, esto llevó a que impidieran la salida de unidades que transportan comidas, con ello se retrasó el horario en el comedor e inconformidad por parte de los migrantes.

Los proveedores que son en su mayoría de Acayucan, ya habían advertido a los representantes de Cimcsa que efectuarían el bloqueo en las instalaciones de la empresa ubicada en el Rincón del Bosque, sería como una medida de presión para que se cumpliera con los pagos pendientes que rebasaban el año en algunos de los casos.

Pasadas las 2 de la tarde empezó el movimiento para que así se dieran los pagos. Atareados el personal de la empresa buscó la manera de sacar los alimentos y transportarlos en otras unidades particulares o bien en taxis; ya se había retrasado la entrega del almuerzo; mientras esto sucedía, los mismos proveedores habían crecido en número y pasadas las 3 de la tarde empezó a reflejarse las transferencias a sus cuentas a quienes menos debían.

Posterior a las 4 de la tarde, los encargados de la empresa pedían la atención para que se dejara libre el acceso principal y sin ningún problema pudiera llevarse los alimentos de la cena. La decisión de los proveedores fue un no, pues en primera tenían que cumplir con lo pactado pues estaban cansado de acuerdos que no se habían cumplido.

En base a lo que se externó, si la empresa en este caso Cimcsa incumple con los alimentos, se hace acreedora a una multa, de aquí que se haya buscado hasta que en otra unidad que no había sido acorralada se llevara los alimentos. De nueva cuenta y con la ayuda de empleados de los prestadores de servicios, se efectuó el bloqueo para la unidad.

Entre la desesperación una de las responsables de la empresa solicitó la presencia de Tránsito del Estado, grúas, Policía Naval y Estatal, quienes al verificar que era asunto entre particulares, solo pidieron que no se obstruyera la vialidad, se retiraron.

Seguía el diálogo entre los proveedores y los encargados de la empresa, se aproximaban las 7 de la noche, hora en la cual se debe de entregar la cena. Hubo desesperación por parte de los encargados de Cimcsa, al grado que de nueva cuenta solicitaron ayuda a la Policía Naval, llegaron y volvieron a retirarse; una de las mujeres gritaba desesperada contra todo y todos.

Se anunció que se había efectuado la mayor parte de pagos a los proveedores, las cajas con los contenidos de comida tuvieron que ser pasada desde la barda y de ahí los trabajadores se dieron a la tarea de acarrearlos hacía calles aledañas, casi las 8 de la noche y los migrantes no habían recibido sus alimentos. El temor por la sanción era mayor.

Recordaron los inconformes que Cimcsa ha tenido problemas similares en otros estados, pero en Acayucan al menos se armaron de valor y exigieron su derecho pues no querían pagar por un servicio que la empresa ya lo cobró mediante licitación al Instituto Nacional de Migración (INM).

Pasadas las 8 de la noche, solo a una prestadora de servicios de Acayucan se le adeudaba el 50% del total que debió de recibir. Sobre aviso, no hay engaño y cansados de los incumplimiento de la empresa, al final los más perjudicados fueron los mismos migrantes por la irresponsabilidad de Cimcsa.

Cabe destacar que por la deuda que mantenía la empresa con proveedores, algunos de estos se vieron en la penosa necesidad de despedir a empleados. Cerca de las 10 de la noche, solo hacía falta una empresa a la cual se le pagaría.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *