Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

El gobierno de Turquía anunció hoy que habrá una nueva fase en su operación militar contra las milicias kurdas en el norteño enclave sirio de Afrin, donde más de dos mil milicianos han sido neutralizados por el Ejército turco desde hace más de un mes.

“Las Fuerzas Armadas Turcas (TSK) lanzarán pronto una ‘nueva fase’ en la actual Operación Rama de Olivo en Afrin con el despliegue de Operaciones Especiales de la Gendarmería (JOH)”, anunció viceprimer ministro, Bekir Bozdag.

En una entrevista con la emisora ??NTV, Bozdag explicó que las fuerzas especiales llevarán a cabo una guerra urbana contra las Unidades de Protección (YPG), filial del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), considerado terrorista por Ankara.

“El despliegue de las fuerzas especiales es un signo de los preparativos para la nueva lucha que se avecina. Nuestra lucha actualmente se desarrolla en torno a aldeas en áreas rurales alejadas del centro de Afrin”, destacó.

El pasado 20 de enero, Turquía lanzó, junto con elementos del Ejército Sirio Libre (FSA), una operación militar en Afrin con el objetivo de despejar la frontera de los militantes kurdos de las YPG, que controlan aún las urbes más grandes de la región, incluida la ciudad homónima.

La agencia de noticias Dogan confirmó que la gendarmería y las fuerzas especiales de la policía habían ingresado ya a Afrin desde dos puntos en el noroeste, y que tomarían parte en los combates urbanos y en las aldeas que las fuerzas turcas ya han capturado.

El viceprimer ministro turco dijo a NTV que la actual “Operación Rama de Olivo” en Afrin no contradice la nueva resolución del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (ONU) sobre Siria, que estipula una tregua de 30 días en el país árabe.

El sábado pasado, el Consejo de Seguridad de la ONU adoptó la Resolución 2401 que insta a todas las partes en el conflicto a detener inmediatamente todos los enfrentamientos y obedecer a una pausa humanitaria en todo el territorio de Siria.

El cese al fuego establecido en la nueva resolución, excluye las operaciones militares contra el grupo extremista Estado Islámico (EI) o Daesh por su acrónimo en árabe, la red Al Qaeda y otros grupos terroristas que operan en Siria.

“Algunas regiones como Ghouta Oriental son parte de la decisión de alto el fuego de la ONU en Siria, pero Afrin no es una de ellas”, afirmó el también portavoz del gobierno, tras subrayar que la resolución no afectará la operación “Rama de Olivo”.

Sin embargo, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, afirmó este lunes que Turquía está obligada a aplicar el alto el fuego en Afrin, ya que la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU exige que todas las partes “cesar las hostilidades sin demora”.

El gobierno turco considera que el cese al fuego no se aplica a las operaciones militares en Afrin porque el PKK es calificado como un grupo terrorista por Estados Unidos y la Unión Europea (UE), así como por Turquía.

El viceprimer ministro destacó que el Ejército tiene una amplia experiencia en la lucha contra los terroristas, especialmente en enfrentamientos con el proscrito PKK, al que combatió en el sureste de Anatolia a finales de 2015 y principios de 2016.

“Turquía tiene una vasta experiencia en la realización de su lucha antiterrorista en zonas residenciales sin dañar a civiles, tal como lo observó durante la Operación Escudo del Éufrates”, dijo, refiriéndose a una incursión previa que realizó en la gobernación siria de Alepo contra militantes del EI y YPG.

“Es por eso que planeamos utilizar nuestras fuerzas especiales experimentadas de la policía, la gendarmería y el ejército en esa región. Estamos ejerciendo nuestros esfuerzos para lograr nuestro objetivo eliminando a todos los terroristas sin dañar a los civiles”, apunto Bozdag.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *