Publicado en Destacado, NACIONAL.

El juez séptimo de distrito en Procesos Penales Federales de Toluca giró una tercera orden de captura contra el ex gobernador de Tamaulipas Tomás Yarrington, esto por presuntamente lavar de 12.7 millones de pesos y 405 mil dólares en la compra de tres inmuebles en México y Estados Unidos.

El juez federal, Juan Manuel Ortiz, a petición de la PGR, además de librar la orden de captura contra el exmandatario detenido actualmente en Italia, también giró la orden de aprehensión de Miguel Alberto Treviño Guevara y Alfredo Sandoval Musi; siendo este último quien fungiera como subsecretario de Egresos durante la administración de Yarrington.

Para el exmandatario tamaulipeco suma tres órdenes de aprehensión, de las cuales, dos son federales y una del fuero común. Una es por delitos contra la salud, mientras que la otra es por el delito de peculado y lavado de dinero.

Miguel Alberto Treviño Guevara y Alfredo Sandoval Musi fueron prestanombres del ex mandatario tamaulipeco, quien también es acusado de vínculos con un grupo delincuencial.

La orden de detención contra Napoleón Rodríguez de la Garza, vicepresidente de la Canaco de Matamoros, es la única que fue negada. Este empresario es señalado como prestanombres de Tomás Yarrington, y le fue negada dicha acción porque la acusación penal está prescrita.

De acuerdo con el documento, Tomás Yarrington adquirió los tres inmuebles a través de prestanombres y con dinero ilícito.

Señalan que Rodríguez de la Garza adquirió en 1999 un departamento en Texas, ubicado  en la Calle 334 Padre Boulevard, en el sur de la Isla del Padre, con un costo de 450 mil dólares.

Eduardo Rodríguez Vergara, otro de los testaferros de Yarrington, compró en 2002 el rancho El Mirador, de 500 hectáreas, ubicado en  San José de las Rusias, en Soto la Marina, Tamaulipas, con un valor de 6.7 millones de pesos.

Mientras que en 2005 realizó un pago de seis millones de pesos por el rancho El Colmenar, de 100 hectáreas, también en Soto la Marina.

 

Fuente:Reforma/Foto:Archivo/JAC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *