Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Silvana Esposito, la esposa del italiano desaparecido, pide ayuda a Nápoles y a México que busquen a su familia con vida.

“Un marido ejemplar, un marido sociable, un marido chistoso, lo extraño…”

Hablamos en exclusiva con la esposa de Raffaele Russo, el primero de los tres italianos en desaparecer en Tecalitlán.

“Hice cuatro hijos, tres hombres y una niña. Todos los recuerdos son bellos, pocos feos. Económicamente tal vez alguna vez, pero todos bellos. Nunca me faltó nada en lo poco, me complacía siempre…”

Silvana vio por última vez a su esposo el 11 de enero, cuando regresó de México, luego de las vacaciones decembrinas…

“Fui a verlo el 23 de diciembre, pasé las Navidades en una ciudad que se llama Morelia. Luego me vine y después de 3 ó 4 días me dijo que cambiaba un poco el trabajo y se iba a Guadalajara… Era un vendedor ambulante, vendía chaquetas, perfumes, generadores, estas cosas chinas…”

Y desde Nápoles pide ayuda para saber el paradero de su familia…

“Me deben ayudar, las instituciones italianas me deben ayudar, también los mexicanos, porque de verdad tienen tres pedazos de pan, se dice en Italia, de mi vida. Mi hijo, mi marido y mi sobrino, nos están destruyendo, me deben ayudar lo más rápido. Si sigo adelante es por la fuerza del señor…”

“La señora Silvana aseguró que en México aún se encuentra su hijo Francesco, quien vive en el país desde hace cuatro años y ahora teme por su vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *