Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Un nuevo tiroteo enlutó este miércoles a Estados Unidos.

Diecisiete personas murieron en una secundaria de Florida, en una jornada de horror donde estudiantes aterrados evacuaron las instalaciones tras los disparos, mientras otros escondidos en las aulas pedían ayuda por mensajes de texto.

Esta matanza en el Día de San Valentín, ocurrió en la escuela Marjory Stoneman Douglas en Parkland, una ciudad unos 80 kilómetros al norte de Miami, luego de que un exalumno de 19 años, identificado como Nikolas Cruz abriera fuego hacia el fin del horario de clases.

Un estudiante dijo a una filial local de la cadena CNN que el sospechoso siempre portaba armas de fuego.

Todos lo predijeron”, comentó al medio estadunidense y añadió que solía llevar pistolas e incluso le mostró en alguna ocasión las armas.

Cruz fue expulsado por razones disciplinarias, comentó el sheriff del condado de Broward, Scott Israel.

Un maestro de la escuela declaró al diario Miami Herald que Cruz había sido identificado anteriormente como una amenaza potencial para sus compañeros de clase.

El año pasado nos dijeron que no se le permitía ingresar a la escuela con una mochila”, dijo el maestro de matemáticas Jim Gard.

Hubo problemas con él el año pasado por amenazas a los estudiantes, y creo que se le pidió que abandonara las instalaciones”.

Por su parte, el senador Marco Rubio tuiteó que el ataque armado fue “diseñado” y “ejecutado para maximizar la pérdida de vidas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *