Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Una selfie en Facebook se convirtió en la principal evidencia de un asesinato en Canadá que sorprendió a la comunidad de Saskatoon en 2015.

Cheyenne Rose Antoine fue acusada del homicidio de su mejor amiga Brittney Gargol en 2015, gracias a una fotografía donde se muestra un cinturón que fue encontrado en la escena del crimen.

El cuerpo de Brittney fue encontrado en un camino en la localidad de Saskatoon el 25 de marzo del 2015, donde determinaron que fue estrangulada con un cinturón, que se encontraba a unos cuantos metros de la escena.

La fotografía con la que se logró la condena de Cheyenne fue compartida en Facebook tan solo cuatro horas antes de que cometiera el asesinato.

Cheyenne aceptó el asesinato de su amiga, pero aseguró a las autoridades que no recordaba lo sucedido, ya que había consumido alcohol y drogas esa noche.

Durante las primeras investigaciones en 2015, Cheyenne dijo a los policías que su amiga se había ido con un hombre que conoció en un bar. Horas después alguien llamó a la policía para delatar a la joven, quien confesó a otro conocido que ella era la responsable por la muerte de Brittney.

La investigación tardó dos años, y este lunes Cheyenne fue acusada por homicidio en segundo grado y sentenciada a siete años de prisión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *