Publicado en Destacado, NACIONAL.

Una fuerte movilización fue realizada por elementos Preventivos, después de reportarse el secuestro de una jovencita, la cual presuntamente fue violada por sus captores, los cuales la sacaron de la Comandancia en donde permanecía detenida.

Los policías lograron la detención de Juan Omar Arzola Murillo de 32 años de edad, quien tiene su domicilio en la Privada Portales número 174 del Fraccionamiento Los Portales en el municipio de Frontera, quien era acompañado por Francisco Arzola Murillo de 33 años de edad, domiciliado en la calle 42 de la colonia 21 de Marzo.

Fue la madrugada de ayer, cuando Juan Omar acudió a la Comandancia para pagar la libertad de su hermano Francisco Arzola, quien había sido detenido por una falta administrativa.

Al encontrarse en las celdas, una joven identificada como Abril Esperanza, quien argumentaba tener 19 años, les solicitó que pagaran su multa, accediendo presuntamente a acompañarlos, por lo que realizaron el pago para su libertad.

Fue a las 06:00 horas cuando los hermanos Arzola Murillo y la joven, arribaron a un mini súper ubicado en la colonia 21 de Marzo, en busca de bebidas embriagantes y fue en ese lugar en donde la afectada solicitó ayuda a los empleados, quienes dieron aviso a la policía.

Al acudir los oficiales, encontraron a las tres personas a bordo de una camioneta, procediendo a interrogarlos, mencionando que la jovencita era su sobrina, pero ésta estalló en llanto, por lo que se les ordenó que descendieran del vehículo.

Abril Esperanza se abalanzó a los oficiales pidiéndoles ayuda, al señalar que era menor de edad y que había sido violada minutos antes, por lo que procedieron con su inmediata detención.

Al encontrarse frente al Juez Calificador, ella mencionó que ambos sujetos supuestamente se habían ofrecido a llevarla a su casa, pero al final la trasladaron a una vivienda en el municipio de Frontera, en donde presuntamente fue violada por Juan Omar Arzola.

Posteriormente sería llevada a la casa de Francisco Arzola en donde saciaría sus más bajos instintos y llegaron a la tienda de conveniencia en donde posteriormente, los policías los capturaron.

Las autoridades tomaron la decisión de consignar el caso ante el Centro de Empoderamiento y Justicia de las Mujeres, en donde se continuarán con las averiguaciones correspondientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *