Publicado en Destacado, REGIÓN SUR.

FÉLIX  MARTÍNEZ.- “Lo más bonito dentro de esta profesión son esas palabras de agradecimiento que cada paciente o ciudadano brinda luego de una atención” fueron las palabras de Jenny Laura Méndez Amaro quien lleva 14 años ejerciendo la carrera de enfermera a quienes hoy conmemoramos en su día.

Jenny Laura Méndez Amaro comentó en entrevista exclusiva para Diario El Mañanero que el poder de servir es algo que ha cambiado su vida, aunque la labor la empezó a desempeñar cuando cursaba la licenciatura de enfermería en Acayucan.

“Recuerdo que de niña siempre jugaba con ser doctora, sin embargo quería estudiar medicina y aunque no pasé mi examen (creo las cosas tienen una razón de ser) entendí que necesitaba acercarme a algo que se relacionara y fue que me invitan a estudiar enfermería, acepté y ahí descubrí que realmente son cosas completamente distintas, sin embargo al conjugarlas es ganar puntos como un verdadero trabajo en equipo. Ya estando en la carrera de enfermería me emoré de ella” fueron sus primeras palabras.

Risueña y alegre como la describen sus compañeros, Jenny platica con El Mañanero y se seca el el sudor de las manos con una servilleta al estar frente a la cámara de dicho medio de comunicación.

Uno de los recuerdos que más han marcado su vida asegura son las muertes de los pacientes, ya que llegan a encariñarse con ellos al recibir la atención diaria.

Dentro de la jornada laboral agregó que también hay recuerdos que quedan marcados de por vida, donde mencionó algunos.

“El nacimiento de los niños es algo que no lo cambias por nada, es un gran regalo poder contribuir a la vida de esta manera, pero también tengo que reconocer que hay algo a lo largo de mi carrera que no olvidaré pues hubo una paciente que murió dos veces por paro cardiaco con nosotros aquí en el Hospital General Miguel Alemán y la revivimos, y luego de tres operaciones y de estar varios varios meses aquí internada, doña Tokia hoy disfruta de buena salud desde su rancho en Los Tigres”.

EN ESTA CARRERA, ES NECESARIO LA PRESENCIA DE LOS ENFERMEROS

“Para nosotras como mujeres el poder contar con compañeros varones como enfermeros es algo primordial, pues muchas de las veces se requiere de mover a personas pesadas o hacer labores fuertes, la verdad que tienen su lado amable, no solo por ser hombres son rudos, todo lo contrario, y eso de que las mujeres tenemos la mano más suave es mentira pues también hay enfermeros que tienen una mano mucho más ligera” externó.

Por último resaltó que el portar un uniforme blanco implica mucha responsabilidad, ya que uno de los requisitos es tener siempre disponibilidad de horario y estar al pendiente de todo aquello que la ciudadanía requiera.

Hoy por ser 06 de Día de la Enfermera y Enfermero, el director del Hospital General Miguel Alemán de Oluta – Acayucan, Javier Reyes, felicitó a las enfermeras y los enfermeros en este día tan especial, y diario El Mañanero agradece las atenciones al medio.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *