Publicado en ACAYUCAN, Principal.

Virgilio REYES LÓPEZ.- Para el reportero Jorge Marín Fernández – conocidos por muchos como el “güero” Marín-, el trabajo periodístico que ha desempeñado durante los últimos treinta años ha servido para ser voz de la ciudadanía, ser voceros de sus necesidades.

A Marín lo recuerdo durante la época de los noventas, aquellos años cual se vivió uno de los último movimientos estudiantiles que protagonizaron alumnos del Centro de Bachillerato Tecnológico Industrial y de Servicios (Cbtis) 48 (ahora “Mariano Abasolo”). Marín y otros reporteros (como la licenciada Aracely Shymabuko) dieron cobertura cabalmente al movimiento que incluyó la toma pacífica de autobuses para el traslado a la ciudad de Minatitlán.

Tal vez el “güero” no imagina que en aquel entonces la labor y difusión que dieron al movimiento estudiantil dio pauta para que naciera en el CBTIS 48 la desaparecida “Gaceta Estudiantil” que dirigimos el carranceño Luis Escamilla, Marlenne Rubí García de Sayula de Alemán, un servidor y otros compañeros más del área de contabilidad. Tal vez este detalle no viene al caso, pero es necesario que sepan compañeros de vieja (aclaro, experiencia, más no de edad) que su labor también no sólo es vínculo con la ciudadanía, sino que también sirve para quienes así lo deseen sigan este camino reporteril que como bien lo dice Marín, no es fácil, pero aquí se sigue.

A Marín, seguro le admiró la entrevista y más aún pues que estemos aquí en este medio que ha abierto las puertas al equipo del otro “güero” (Fonrougue). Pero hoy es un día especial para los periodista en México, al celebrarse el “Día del Periodista” en honor a don Manuel Caballero considerado pionero del periodismo en nuestro México.

De Marín admiramos su dedicatoria a lo largo de estos 30 años, tal vez como lo dijo en la plática en las oficinas de la Asociación de Periodistas Independientes de Acayucan  (APIA), la necesidad lo obligó a enfilarse a esta profesión, pero terminó por amarla.

¿Cómo te iniciaste en el periodismo?

Por casualidad, mira Villo yo estuve trabajando hasta el 87 cuando era Liconsa estuve como operador de maquinaría; Liconsa fue una empresa donde hubo más de 300 empleados sindicalizados y de confianza a partir de que hubo un problema con el sindicato me despidieron, tuve que acudir con conciliación. Me fui a trabajar en otras empresa, en Coatzacoalcos, Minatitlán trabajé en Pemex y hasta trabajé en Texistepec en la azufrera, era empleado transitorio de ahí me encontré con Pablo Bocker y me acuerdo que estaba empezando la revista Llave e iban a contratar.
¿Llave es la revista de los de Imagen?.

Sí esa mero.
¿Y qué pasó?

Ahí encontré con un compañero en Coatzacoalcos, recuerdo que había muchas personas que iban a empezar a trabajar, le dije a mi compañero, vámonos porque son muchos. En ese entonces ya había solicitado a Diario del Sur una recomendación, me regresé de Coatzacoalcos y al segundo o tercer día me encontré a Bocker, y me dice que sí había quedado y le dije que había una demanda tremenda de trabajo, la fila era larguísima, así me que me invita a trabajar.
¿En el Sur?

Así es, en el Diario del Sur que estaba en Pípila, me dijo que sería su auxiliar, era su IBM en ese entonces ganaba un salario de 7 a 10 pesos, equivalente como a 700 pesos a mil pesos y me dijo quédate, te voy a enseñar a redactar. Así empecé, pero recuerdo que Bocker se fue porque se iba a encargar de componer máquinas mecánicas. Gustavo González que era el director, me dijo quédate Marín y pues ahí fui “tundeteclas”* un año, creo duré como 6 años en el Diario del Sur y por razones que no quiero comentar me salí. Me voy a Diario del Golfo de Rosalino Guillén, ahí estuve yo era su brazo derecho, no tenía cargo pero me tenían mucha confianza, estuve como 10 años.

¿Posterior a esto que sigue?.

De ahí me fui a Liberal del Sur a trabajar, ahí duré 22 años, por cierta razón salgo y salí por la puerta grande, también estuve en Vox FM duré 10 años.

ABOGADO DE PROFESIÓN:

Marín, es de los pocos reporteros que combinan esta profesión con otra, pues es abogado egresado de la Universidad del Golfo de México (UGM).

¿Cómo se dio la carrera?

Mira, cuando estuvo Patricio Chirinos había gente que me empujaba a trabajar y a prepararme, como Aracely Shimabuko que me dijo: ¡Marín prepárate!, en ese entonces una vez en Sayula cuando venía Patricio Chirinos a Sayula estaba Malena Basilio de alcaldesa hice un escrito así a máquina y me dijo ella , que tenía que hacer un escrito bonito al gobernador y ahí le puso un texto que me acuerdo que decía que yo era un reportero de un medio, padre de familia, que necesitaba su apoyo para estudiar una carrera y la respuesta fue positiva, mis compañeros que estaban a mi lado quedaron admirados y así con el apoyo del gobernador Chirinos pude estudiar mi carrera de derecho en la UGM, ahí terminé mi carrera, estudiaba y trabajaba porque ya ahí estaba en el Lobo de Mina, como desde hace 18 años que sigo estando.

¿Otros medios donde laboraste?

En la Ke Buena también estuve, Julio (César Ortega) me apoyó para entrar, estuve como director de noticias y estuve 2 años, me salí.

¿Ha sido fácil el periodismo para ti?.

Son casi 30 años de estar activo en esta batalla que tú sabes que no es fácil por la situación de inseguridad que se da en el país con los reporteros. Vivimos en un clima de inseguridad y podemos ser incluso ser víctimas de la delincuencia, el trabajo que realizamos es peligros. México es un país en donde han caído varios de los compañeros, pero aun así tenemos la confianza y la fe en Dios de seguir adelante,

¿Tu mayor satisfacción de aquí?.

La mayor satisfacción es de servir a la ciudadanía desde nuestra labor, pero también agradecer que desde esta labor pude darle lo poco o mucho a mis hijos.

¿Algún hecho que te haya marcado?

En una ocasión que fue agredido por policías preventivos en San Juan Evangelista, en ese entonces me sentí impotente porque eran unos trescientos policías preventivos, fue muy fuerte, la otra fue cuando fue a cubrir información que sufrí un accidente en moto, pero esto es a lo que te expones.

¿Qué ha cambiado de hace treinta años a la fecha?

Mucho, sobre todo la tecnología, el material de hace treinta años era con linotipo donde se fundía el material para hacer las letras, antes era difícil publicar una foto, pero a todo se adapta uno y aprende, por eso en parte agradezco a los compañeros como Chucho Gutiérrez.
¿Pensaste ser reportero?

Nunca, la necesidad me obligó, antes eran pocos reporteros.

¿Qué recomiendas a las nuevas generaciones que optan por el periodismo?

Que hay que tener mucho cuidado, pero también mucha vocación para salir adelante en relación al periodismo, porque no es fácil.

¿A quiénes recuerdas como compañeros?

A la mente se me viene don José Arana (el maestro en el deporte), está Cuco y últimamente Gumaro que en paz descanse, que por diversas circunstancias perdió la vida, los tres ya no están pero los recuerdo especialmente.

A Marín y a cada uno de los compañeros que han optado por ser parte del gremio, ¡felicidades!. ¿Celebrar o no?; ¡claro!, estamos vivos, aquí seguimos, haciendo lo que amamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *